Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Ya son once los muertos por el alud en Catamarca
Hallaron otros cinco cadáveres en villa El Rodeo, arrasada por el barro y el agua cuando estaba colmada de turistas por el show de Abel Pintos. Una tragedia sin precedentes
25 de enero de 2014
La tragedia se agiganta en Catamarca.

Cinco cadáveres fueron hallados en la localidad de El Rodeo por las brigadas que buscan desaparecidos tras el temporal que el jueves provocó un alud y el desborde del río Ambato.

Así, ascendien a once, hasta el momento, la cantidad de víctimas fatales. Además, continúa la búsqueda de cinco personas denunciadas como desaparecidas.

El fiscal en feria, Roberto Mazzucco, dijo que se identificaron cuatro de los cinco cuerpos encontrados: tres pertenecen a una misma familia que había sido denunciada por desaparecida en las primeras horas de este sábado, y el restante a una mujer oriunda de Santiago del Estero.

Mazzuco identificó a los tres integrantes de la familia como Adrián Álvarez, de 54 años, Graciela Contreras, de 51, y el hijo de ambos Emiliano Álvarez, de 21.

La cuarta víctima es Dora González de Castiglione, de 70 años, oriunda de Santiago del Estero y familiar de María Luisa Castiglione, de 52, que había sido hallada ayer. "De los cuerpos localizados sólo resta identificar a una niña entre 6 y 7 años", precisó el fiscal.

La tragedia se desató al final de una jornada sofocante con una máxima de 44°.

En épocas de calor, los catamarqueños viajan a refrescarse en la villa. Al pie del cerro Ambato, en El Rodeo, corre el río del mismo nombre donde los adolescentes van de campamento.

Al principio, la lluvia no era fuerte. Pero se volvió intensa y cerca de las 22.30, llegó el alud.

En veinte minutos, todo quedó sepultado por barro y piedras. Las casas se desmoronaban por el choque de las rocas. Entre 25 y 30 vehículos quedaron destruidos.

El alud tiró abajo todos los postes del tendido eléctrico, que sólo se normalizó ayer al mediodía. El escenario remitía a lo ocurrido en Tartagal, en 2009. Cientos de familias buscaban a sus hijos. Los celulares no funcionaban y todo era caótico.