Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
En 2013 se triplicó la migración a Uruguay
Las residencias otorgadas representaron casi 28 por ciento del total de autorizaciones en 2013. El crecimiento es del 257 por ciento en un año
26 de enero de 2014
Sorprende la estadística que anuncia que en 2013 se triplicó la cantidad de argentinos que decidieron irse a vivir permanentemente a Uruguay, en un dato que tiene relación directa a la situación de inestabilidad económica wue se vive en el país.

Según un informe publicado este domingo por el diario "El País", durante "2013, el Estado otorgó 1.645 residencias definitivas a ciudadanos argentinos, mientras esta cifra fue de 461 en 2012". Esto supone en el año un crecimiento de 257%.

Además, el número total de residencias otorgadas también presentó un pico considerable. Mientras en 2012 se habían concedido 2.426, en 2013 fueron 5.885, que se traduce también en un crecimiento incluso mayor al que se produjo tras la aplicación de la Ley de Migración de 2008.

Las residencias otorgadas a los argentinos representaron casi 28% del total de autorizaciones en 2013, mientras que el año anterior habían tenido un peso de 19%.

La cantidad de argentinos que tramitaba la residencia en Uruguay venía decayendo desde el pico de 2008, pero ahora tuvo este salto, de acuerdo a los datos recogidos por "El País" en la Dirección Nacional de Migración.

Operadores inmobiliarios sostienen que "creció la residencia permanente de argentinos en Punta del Este, pero también en Colonia y, en menor medida, en Montevideo".

Aunque en menor magnitud, también los datos muestran un aumento de residencias a personas de otros países sudamericanos (Paraguay, Bolivia y Ecuador), lo que para el politólogo Martín Koolhaas -especializado en Migraciones- "este fenómeno se puede explicar, por ejemplo, con la presencia de trabajadoras domésticas de estas nacionalidades".

En Uruguay rige la Ley de Migraciones de 2008, que reconoce a los extranjeros la "igualdad de derechos con los uruguayos, sin distinción alguna, por motivos de sexo, raza, color, idioma, religión o convicción, opinión política, origen nacional, étnico o social, nacionalidad, edad, situación económica, patrimonio, estado civil, nacimiento o cualquier otra condición".

Los residentes pueden ser permanentes -cuando ingresan al país con ánimo de establecerse indefinidamente- y temporarios, que pueden ser, por ejemplo, estudiantes que se quedarán por un lapso de tiempo estipulado.

El extranjero que quiera obtener la residencia permanente en Uruguay debe concurrir a la Dirección Nacional de Migración con el certificado de antecedentes penales, probar medios de vida, y tener certificado de salud, que es una exigencia para trabajar. El Ministerio del Interior puede cancelar la residencia de los inmigrantes.