Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Apareció muerto el médico perdido
Los rescatistas lo hallaron sin vida a las 12.45. Tenía 57 años. Su esposa fue encontrada el martes y permanece internada
30 de enero de 2014
Después de nueve días de búsqueda, el cadáver del traumatólogo Mario Bidinost fue encontrado este mediodía, en una barranco de una bosque de Jujuy donde se perdió junto a su esposa la semana pasada.

Bidinost tenía 57 años y estaba perdido desde el martes 21, cuando inició una caminata en las selvas del parque nacional Calilegua junto a su esposa Lía Graciela Constantino. La mujer, ginecóloga, fue hallada esa misma tarde, en cercanías del río San Lorenzo, a seis o siete kilómetros del monolito que marca el paso del Trópico de Capricorino, donde la pareja había dejado estacionado su auto.

Los médicos, oriundos de La Plata, ingresaron al parque el martes 21 con la intención de explorar la selva y llegar al pueblito de San Francisco. La pareja había llegado el lunes 20 a Libertador General San Martín, donde se hospedó en una hostería. Al día siguiente salieron temprano y al caer la noche el conserje, preocupado porque no habían regresado, llamó a la Policía para denunciar la desaparición de los pasajeros. De inmediato se puso en marcha un operativo de búsqueda que halló a la mujer el martes pasado y culminó hoy con el peor resultado.

Mientras tanto, Constantino permanece internada en el hospital Oscar Orías de Libertador General San Martín. Su estado de salud mejora, aunque continúa con algunos problemas para comunicarse producto de la conmoción de la experiencia que le tocó vivir.

Previo al hallazgo del cadáver de Bidinost, su mujer había informado a los policías que mientras recorría la selva con su marido se cayeron en un barranco. “Yo pude salir, pero él no, porque estaba muy golpeado”, describió, y relató que tras superar la caída, logró regresar hasta donde habían dejado el auto. "Escribí 'ayúdennos' en el parabrisas del coche, que estaba lleno de polvo, y luego intenté regresar al lugar donde estaba mi esposo, pero me perdí".

El parque donde se extravió la pareja es una zona en la que, a pesar de haber señalización, es fácil perderse, dado que la vegetación tupida y la neblina pueden desorientar a los visitantes. Por lo que se recomienda recorrerlo acompañado de guías habilitados.