Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La joven que amaba ser bombera y murió
Entre los muertos por la tragedia de Barracas figura la subinspectora Anahí Garnica, primera mujer bombero de la Policía Federal. Su historia
5 de febrero de 2014
En medio de la conmoción provocada por la tragedia de Barracas, impacta la de Anahí Garnica, una de las víctimas del incendio y derrumbe de Barracas.

Fue la primera mujer en ingresar en el escalafón Bomberos de la Policía Federal.

Garnica contó que, desde pequeña, cuando veía a su papá con el uniforme de bombero, soñaba con ser como él.

Cuando concluyó el colegio industrial, cursó su secundaria, se recibió de maestra mayor de Obras, se inscribió en la Universidad Tecnológica Nacional para estudiar Ingeniería Civil.

Era 2003. Entonces, la suerte cambió para ella: la Federal abrió sus puertas a las mujeres a modo de prueba. Ingresaron ella y otras cuatro. Eran cinco y 20 varones en el aula.

"No estaban seguros de que hubiera mujeres pero querían probar", contó Garnica.

En 2006, la destinaron al Cuartel 1º: "No había ni habitación ni baño para femeninos. Me designaron a la 'habitación de alarma', donde las mujeres atienden el teléfono. Ahí dormía los días de guardia. Al año siguiente me hicieron una habitación para dormir durante las noches de guardia", señaló.

Hacía diez guardias de 24 horas por mes, como cualquier bombero, y este miércoles fatídico la muerte la sorprendió en una esquina de Barracas.

Era subinspectora: "Me gusta salir a incendios, ayudar a la gente, salvar sus vidas, sus objetos, sus mascotas", dijo Garnica, quien estaba casada con un bombero del Cuartel de La Boca.