Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
19 muertos por un camión que venía de contramano en Mendoza
El chofer lo condujo varios kilómetros a toda velocidad por la ruta 7 hasta que se estrelló de frente con un micro que se incendió. Un hecho descomunal que terminó en tragedia. 12 heridos
7 de febrero de 2014
En un caso inconcebible, 19 personas murieron hoy al incendiarse un ómnibus de larga distancia que chocó frontalmente con un camión robado que circulaba de contramano a gran velocidad sobre la ruta 7, en el distrito mendocino de San Martín, cerca del autódromo provincial. También hay 12 heridos.

En una de las peores tragedias ocurridas en la historia de Mendoza, el ómnibus terminó calcinado.

El brutal choque ocurrió alrededor de las 17:30 frente al autódromo provincial Jorge Ángel Pena cuando un camión de gran porte cargado con cajas de ajo chocó de frente contra un micro (interno 28) de la compañía Mercobús que se dirigía hacia la ciudad de Mendoza, tras haber partido desde Córdoba. 13 personas, incluyendo al conductor del camión, fallecieron en el acto, en tanto otras siete perdieron la vida mientras eran trasladadas a centros de asistencia o en hospitales mendocinos minutos después del tremendo accidente, ocurrido a la altura del kilómetro 1.050 de la ruta.

Conductores y testigos del choque, que también dejó como saldo una docena de heridos, dijeron que el camión transitó a toda velocidad y de contramano durante más de 20 kilómetros hasta que se estrelló contra el ómnibus.

Tras el impacto, algunos pasajeros lograron salir del micro, aunque conmocionados, antes de que el ómnibus se incendiara por completo, e incluso un testigo dijo que un automovilista que también circulaba por la ruta no logró esquivar a una persona que saltó del colectivo y la atropelló.

La conducta del chofer del camión, transitando de contramano (en el carril rápido de la mano contraria de la autovía) a toda velocidad, generó sospechas de que el vehículo hubiese sido robado y que el conductor se trataba de un ladrón que intentaba escapar del supuesto lugar del atraco.

El propio ministro Roby alimentó los trascendidos durante la tarde, al comentar que el rodado "aparentemente había sido sustraído", pero luego desechó esa versión.

El funcionario dijo que autoridades mendocinas se comunicaron vía telefónica con directivos de la compañía de transporte de cargas involucrada en el accidente y sostuvo que "en ningún momento hubo una denuncia de robo" del camión.

Entre las personas que salvaron sus vidas figuraban dos niños e incluso una mujer embarazada, que fue internada de urgencia, al igual que los restantes heridos de consideración, y esta noche los médicos habían logrado "estabilizarla", según Roby.

En el ómnibus viajaban 28 pasajeros y los dos choferes (ambos fallecieron en el choque) y al lugar del accidente concurrieron policías, bomberos y personal sanitario e incluso el gobernador mendocino, Francisco Pérez, y Roby.