Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de septiembre de 2014
Seguinos en
Subirán precios y pondrán más cámaras para multas en Capital
La iniciativa es de Telerman y entrará en vigencia este año. Por cruzar un semáforo en rojo se cobrará no menos de $ 500 y por no respetar la velocidad, desde $ 400
27 de marzo de 2007
Los automovilistas que tengan como práctica habitual cruzar un semáforo en rojo o no respetar los límites máximos de velocidad verán aún más acotado su margen de acción. El gobierno porteño se prepara para poner en marcha un plan para incrementar el número de cámaras fijas y móviles que controlan el tránsito en Capital Federal, que son las que aplican las comúnmente llamadas "fotomultas". Además, se incrementará el monto de las penas de las infracciones más graves.

El número de estos puestos de control se elevará a más de 50, muy por encima de los 22 que operan en la actualidad. También se sumarán otros controladores portátiles, que hoy no se utilizan en la Ciudad.

"Creemos que para el corto plazo la aplicación de multas más duras es lo más conveniente", explicó a El Cronista Manuel Izura, subsecretario de Seguridad Urbana del gobierno porteño, quien niega que se trate sólo de una medida recaudatoria.

Los más de 30 cinemómetros –como se conocen técnicamente a las cámaras– que se incorporarán se ubicarán, básicamente, en las principales avenidas de Capital, además de las autopistas o arterias como la General Paz, donde hay un caudal de tránsito más alto y donde se comete la mayor cantidad de irregularidades graves. La idea es reforzar el control actual de esos corredores.

Otro de los objetivos es detectar una cantidad más abultada de las infracciones más peligrosas, que para el gobierno porteño son tres: cruzar con un semáforo en rojo, el exceso de velocidad y la invasión de la senda peatonal.

Izura admite que, hasta ahora, se presta más atención a las faltas leves, como el mal estacionamiento. "Hace algo más de un año, el 90% de las multas correspondía a mal estacionamiento. Ahora, le impusimos a las firmas concesionarias del servicio que las infracciones de este tipo sólo pueden llegar al 66%. La idea es que ese porcentaje se reduzca cada vez más, para que se preste mayor atención a otras infracciones", sostiene Izura.

En la actualidad las fotos son manejadas por dos consorcios que cobran $ 6,50 por multa registrada y enviada al infractor. Una de estas UTE está encabezada por la alemana Siemens, y la otra por Meller, empresa dedicada a la fabricación de alfombras. Como parte de este proceso, en alrededor de un mes se realizará un llamado a licitación para ampliar los controles.

En forma paralela, el Ministerio de Gobierno envió a la Legislatura el Plan de Seguridad Vial, que incluye un aumento de las multas por no respetar un semáforo en rojo (de un piso de $ 300 a $ 500) o alta velocidad (de un mínimo de $ 100 a $ 400).