Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El eclipse y la "luna roja" dieron gran show
Por un eclipse total, la Luna tomó un tono rojizo. Habrá otros tres similares hasta septiembre de 2015. Más de dos mil personas en el Planetario
15 de abril de 2014
Un espectáculo inigualable regaló esta madrugada el sistema solar a los noctámbulos y a las miles de personas que no dudaron en mantener los ojos abiertos durante casi toda la noche.

La Luna experimentó una transformación desde la 1:53 de la madrugada que la llevó de verse completamente blanca, su color natural, a lucir cada vez más incompleta para finalmente bañarse en un "rojo sangre".

El eclipse total lunar duró unos 78 minutos y pudo disfrutarse desde cualquier punto del país con apenas asomar la mirada desde la ventana. El momento en que la Luna se tiñó prácticamente de un rojo anaranjado fue a las 4:11, cuatro minutos después de lo estimado por los especialistas. A las 4:22, el satélite ya ostentaba un rojo furioso pero también matices anaranjados.

En tanto, pasadas las 5:15, comenzó el proceso de retorno a su tonalidad habitual. Después de las 6:30, ya blanca y bien redonda, se mostraba con una apariencia normal. Para ese momento, el "verdadero eclipse" llegó a su fin (si bien concluye formalmente una vez terminada la etapa penumbral, que se extendió hasta alrededor de las 7:37).

En 2011, este evento astronómico también ocurrió pero fue imposible registrarlo ya que el cielo estaba nublado. Hoy, en cambio, lució totalmente despejado y facilitó su visibilidad.

El coordinador del área de divulgación científica del Planetario "Galileo Galilei" de la Ciudad de Buenos Aires, Mariano Ribas, precisó que en esta oportunidad el satélite natural yació escoltado además por el planeta Marte (que se aprecia con mucha claridad como un destello rojo) y una estrella que brillaba en color azul. Y al igual que en 2010, unas 2.000 personas decidieron zambullirse bien de cerca en este acontecimiento único y se trasladaron hasta el Planetario porteño, en la zona de Palermo.

"Hace 40 meses que no vemos un eclipse total y el próximo lo veremos claramente, como hoy de punta a punta, en septiembre de 2015. En seis meses y el de abril del año que viene lo veremos poco y nada", advirtió el astrónomo.