Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Se mató el padre de María Cash
Federico Cash tenía 70 años y sufrió un accidente automovilístico en La Pampa en medio de su afán por seguir las pistas de su hija hacía tres años
29 de abril de 2014
Luego de casi tres años de búsqueda desesperada por todo el país, Federico Cash, el papá de María Cash, murió en las últimas horas luego de sufrir un violento accidente automovilístico en una ruta de La Pampa.

Según Jorge Fernández, responsable del departamento de policía de la localidad pampeana de Puelches, el accidente ocurrió ayer, cerca de las 17.30. Cash viajaba solo en un Renault Clío que, por razones que se investigan, chocó de frente contra un Peugeot 308.

Fernández explicó que en las últimas horas se el dio aviso a los familiares y que el cuerpo ya fue trasladado hacia una morgue judicial. El accidente se produjo en el kilómetro 183 de la Ruta Nacional 152.

Desde el 8 de julio de 2011, cuando María Cash se comunicó por última vez con su familia, Federico había vivido prácticamente para buscar a su hija. Los últimos años los pasó viajando por el país detrás del más mínimo indicio que le permitiese dar con la joven de 29 años que partió a Jujuy a vender ropa.

Federico había sido víctima tanto de pistas falsas como de engaños e incluso amenazas, tal como confirmó el abogado de la familia, Víctor Varone. "Él había recibido amenazas telefónicas, un tema bastante desagradable. Lo último que yo hablé es que estaba determinado de dónde provenían las llamadas", contó el abogado.

Como a María muchos aseguraron haberla visto en diferentes provincias, en cada una de ellas Federico se aseguró de que se abriera una causa judicial y una investigación policial que no trascendía las fronteras de cada distrito.

Hace un año, una resolución del Ministerio de Justicia determinó un montó de 400 mil pesos como recompensa a quien pueda aportar datos certeros sobre el paradero de la joven.

Además, Fernández sostuvo que el resto de los familiares de María seguirán trabajando para encontrarla. "Sé que la familia quiere despedir al jefe de su familia en paz y que después van a volver a tomar la posta que dejó Federico. Nunca dejaron de buscarla", adelantó.