Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Llegó el Mundial: la pelota está de fiesta
La ceremonia inaugural incluyó música, naturaleza, tecnología y robótica. Cerró Jennifer López
12 de junio de 2014
Luego de la ansiedad de cuatro años de espera, desde las 17:00 comenzará a rodar la pelota oficialmente la Copa del Mundo 2014 cuando el seleccionado anfitrión, Brasil, se mida con Croacia, en el estadio Arena de San Pablo, en un partido del grupo A.

Ya se hizo la ceremonia inaugural, que lejos del extenso desfile de los cuatros muñecos gigantes por las calles de París, el desfile de Italia 90 o el recorrido por las costumbres de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, la ceremonia de apertura de Brasil 2014 será una de las más breves de las últimas citas.

Con marcada referencia a la naturaleza, a la cultura brasileña y con una puesta en escena tecnológica sorprendente, fueron 25 minutos de bailes con más de 600 bailarines en escena. Además de una participación especial para la patada inicial. Comenzará a las 15:15 y será televisada por la TV Pública, DeporTV y TyC Sports.

La ceremonia fue acompañada por música autóctona y cerró con la presencia de la cantante Jennifer López, que acompañó a su compatriota, el rapero Pitbull, y a la brasileña Claudia Leitte, además de Olodum para entonar el tema de la Copa "We are one".

El director a cargo del espectáculo, Daphné Cornez, dijo que la apertura fue "un homenaje a Brasil y a sus tesoros: la naturaleza, la danza y el fútbol".

La patada inicial estará a cargo de una persona parapléjica –no se dio a conocer el sexo-, que llegará en su silla de ruedas hasta el centro de la cancha y se montará en un exoesqueleto biónico, que incorpora los últimos avances de la robótica y fue diseñado por 156 científicos, para llegar caminando hacia la pelota y dejar inaugurada la cita.

La vedette de la ceremonia será una pelota gigante de LED, que se moverá durante todo el show.

"La pelota viva", como la llaman, fue construida con unos 90 mil clústeres y siete mil nits de luminosidad.

Otra de las particularidades del evento será que ni la presidenta de Brasil Dilma Rousseff, ni el presidente de la FIFA Joseph Blatter darán discurso de apertura, luego de los silbidos recibidos en la inauguración de la Copa Confederaciones.