Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Argentina arrancó ganando en el Mundial
Venció a Bosnia-Herzegovina por 2-1 en el Maracaná ante más de 74 mil personas. Messi marcó un golazo pero al equipo le faltó brillo
15 de junio de 2014
Por Adrián Taccone, enviado especial a Río de Janeiro

Las estadísticas dirán que la Selección argentina arrancó ganando por 2 a 1 a Bosnia-Herzegovina el Mundial de Brasil 2014, con un gol en contra de Sead Kolasinac (3m) y una definición estupenda de Lionel Messi (64m) en el estadio Maracaná de Río de Janeiro ante más de 74.000 personas.

El descuento para el conjunto europeo llegó de la mano de Vedad Ibisevic (84m) y así el equipo argentino comenzó con el pie derecho su participación en el Grupo F, donde ahora deberá enfrentar a Irán, el próximo 21 de junio en Belo Horizonte.

El partido tuvo dos caras, porque Alejandro Sabella apostó a una línea de cinco defensores que sin dudas no le dio los resultados esperados, porque el equipo perdió fuerza ofensiva y Bosnia, pese a que no llegó más que un par de veces con peligro ante Sergio Romero -la figura argentina-, complicó con poco.

En ese primer tiempo Lionel Messi, Di María y Agüero fueron una sombra para avanzar y solo un remate de Mascherano en el minuto 40 era lo que entregó el equipo nacional, que desde los 3 minutos ganaba con un gol de suerte, luego que el balón enviado por "La Pulga" pegó en el pie de Kolasinac y dejó sin reacción al arquero Begovic.

Para el complemento Sabella tomó nota de los errores cometidos en el once inicial y mandó a la cancha a Gonzalo Higuaín por Maxi Rodríguez,lo que le permitió a Argentina, y en especial a Messi, tener mejores opciones de ataque, algo que se vio reflejado en el juego asociado y la profundidad de la albiceleste.

La defensa bosnia se abloqueló en su campo, Mascherano controló el mediocampo y el juego de Higuaín y Agüero se potenció, como así también el de Di María y el propio Messi.

Una combinación perfecta entre Messi y Higuaín, le permitió al hombre del Barcelona dejar en el camino a dos bosnios y definir con un tiro rasante y preciso al poste derecho de Begovic, que no pudo hacer nada pese a sus 1,98 metros de altura.

Argentina se soltó, rotó las posiciones, tuvo despliegue y mostró la superioridad con el equipo bosnio, que sin embargo descontó en el minuto 84 con una entrada de Ibisevic que Romero no logró tapar bien.

El primer exámen está aprobado, con apenas una nota salvadora, pero también de los errores se aprende y en ese camino deberá ir Sabella para lo que resta del Mundial.