Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Argentina sufrió hasta que Messi apareció
En uno de sus peores partidos, apareció la 'Pulga' para meter un golazo y lograr pasar a octavos tras vencer al difícil Irán 1 a 0
21 de junio de 2014
Por Adrián Taccone, enviado especial de Asteriscos.Tv a Brasil 2014

Argentina fue una sombra de lo que puede ser y si no fuera por la magia de Lionel Messi otra hubiera sido la historia, pero en el estadio Mineirao, "La Pulga" frotó la lámpara en el minuto final y con un golazo le dio el triunfo al conjunto albiceleste ante Irán por 1 a 0 y clasificara a octavos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014.

Fue un mal partido del equipo de Alejandro Sabella, que otra vez estuvo carente de ideas para desequilibrar, y hasta que Messi marcó, el arquero Romero había sido la figura del partido por varias atajadas que evitaron que el modesto Irán pasara el frente.

De esta manera Argentina se clasificó para los octavos de finlal, aunque deberá esperar el último partido para saber si queda primero, de acuerdo también al resultado entre Nigeria y Bosnia-Herzegovina.

El equipo de Sabella jugará el próximo miércoles 25 ante los africanos en el estadio Beira Río de Porto Alegre, para terminar su participación en el Grupo F del mundial.

Argentina comenzó dominando las acciones, con un Gago que se adueñó de la distribución del balón y evitando que los iraníes comentan más faltas que pases.

A los 10 Gago cedió para Higuaín, pero el arquero Haghighi controló muy bien la entrada del "Pipita", y más tarde fue Di María el que remató desde afuera del área, pero su disparo se fue muy alto.

Irán se mantuvo muy concentrado, cerrando espacios en el mediocampo y tratando de avanzar, no de atacar, como se podía, escalonando las marcasa Messi, que no podía encontrar su lugar en el esquema ofensivo argentino.

Sobre los 21 una muy buena triangulación entre Di María, Agüero y Higuaín, terminó con un remate del "Kun" que Haghighi se esforzó y con mano cambiada mandó al córner, para evitar la caída de su valla.

Luego fue un cabezazo de Marcos Rojo el que acercó peligro, tras un córner de Messi, al ganarle a toda la defensa asiática, y poco más tarde fue Ezequiel Garay el que casi vence al arquero iraní, pero su frentazo se fue por encima del travesaño.

Irán, un equipo limitado, se cerró bien atrás y apostó a un contragolpe, que sin embargo moría en los pies de la defensa albiceleste, aunque casi abre el marcador con un cabezazo de Reza Ghoochannejad.

Messi no estuvo acertado y chocó sin mucho tino ante la defensa rival, y por eso Argentina tampoco pudo mantener el circuito de juego ofensivo.

Sin embargo, la jugada más peligrosa llegó a cpooco de comenzar el segundo tiempo con un cabezazo de Reza Ghoochannejad, que Romero controló con algo de esfuerzo, pero Argentina no encontraba respuestas ofensivas y también se complicaba en defensa.

Un remate de Messi cerca del poste derecho de Haghighi fue una luz de esperanza para el ataque argentino, mientras que los 40 hinchas cantaban en el Mineirao y revoleando las camisetas enarbolaban el sentimiento nacional.

Increíblemente otra vez Romero fue el héroe para sacar al córner un cabezazo de Dejagah, ante una Argentina atónita y perdida en el campo de juego.

Pero lo mejor estaba por llegar y cuando todos pensaban que el partido iba a terminar igualado, como lo deseaban los miles de hinchas brasileños e iraníes en el estadio, Messi se recostó en la derecha, enganchó para el medio y sacó un violento y preciso zurdazo que hizo inútil la estirada de Haghighi, para romper el cero y quebrar el maleficio.

El público argentino se quedó en el estadio festejando a lo loco y cantando por Messi y la rivalidad con Brasil, porque no importa ganar 1-0 sobre el final contra la débil Irán, para ellos solo sirve llegar a la final, y ganarla.