Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Adiós al maleficio: Argentina en semis
Con un gol de Higuaín venció a Bélgica 1-0 y es uno de los cuatro mejores del mundo luego de 24 años de sequía. Jugará siete partidos
5 de julio de 2014
Brasilia, Por Adrián Taccone, enviado especial de Asteriscos.Tv a Brasil 2014

Con orden y algo de agonía. Con la aparición del goleador Gonzalo Higuaín y una entrega enorme del equipo en un partido complicado. Argentina volvió a hacer historia en este Mundial Brasil 2014 al vencer a Bélgica por 1-0 y quedar -luego de 24 años- entre los mejores del torneo.

El gol de Higuaín a los 7 minutos del primer tiempo le permitió al conjunto dirigido por Alejandro Sabella vencer a un duro rival y esperar al rival que saldrá entre Holanda y Costa Rica.

Hacía 24 años, desde Italia 90, que Argentina no podía sortear el "maleficio de los cuartos de final", ya que en Francia 1998 perdió con Holanda (2-1), en Corea/Japón 2002 fue eliminado en primera ronda, en Alemania 2006 cayó por penales ante el equipo local y en Sudáfrica 2010 fueron otra vez los teutones que lo sacaron de la competencia, pero esta vez por 4-0.

Argentina pegó de entrada a Bélgica, cuando apenas habían transcurrido 7 minutos Gonzalo Higuaín capturó un rebotetres un disparo de Angel Di María y colocó el balón a la derecha de Curtois, quien se quedó inmóvil sin nada que hacer.

El partido lo comenzó manejando Argentina, por la movilidad de Messi y Di María y por el doble cinco de Mascherano con Gago, y así generó espacios para las subidas de Lavezzi por la izquierda.

Bélgica, atada a un esquema de primero defender y salir veloz de contragolpe, su arma más fuerte, trató de cerrarle los caminos a Messi y compañía, pero en los minutos iniciales se mostró nerviosa con el trato del balón.

Pese a manejar el balón y rotar las posiciones, Alejandro Sabella debió recurrir a una modificación, a los 33 minutos cuando Di María sufrió una contractura y debió ir en su lugar Enzo Pérez.

Bélgica inquietó con algún centro cruzado, los cuales en principio, no pudieron encontrar a ningún destinatario seguro, mientras que Eden Hazard, su mejor hombre, trataba de encontrar su espacio en la cancha.

Para el segundo tiempo el entrenador Marc Wilmots arriesgó un poco más, cambió a sus dos delanteros y adelantó las líneas, para tratar de complicar a Argentina con centros.

Pero Gonzalo Higuaín encabezó una jugada de manera personal maravillosa y tras eludir a Kompany su remate se estrelló en el travesaño.

Un cabezazo de Fellaini y un remate de Garay que controló Romero junto a un palo, fueron dos aproximaciones de Bélgica, que dispuso un juego más frontal y en ese "ida y vuelta" intentó arrinconar a los argentinos, que ya sin Di María en la cancha apostaron más a la velocidad de Palacio por un Lavezzi extenuado.

Para el final estaba Bélgica jugada en ataque, pero abusando del pelotazo aéreo y en ese juego Argentina se defendió muy bien con Basanta, Garay y Demichelis.

En el minuto final una contra argentina quedó en los pies de Lionel Messi, pero solo ante Curtois la estrella argentina no supo definir y el arquero belga le ahogó el grito de gol.

Los hinchas argentinos se quedaron cantando y alentando al equipo que les agradeció el apoyo. El sueño continúa...