Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Argentina finalista del Mundial de Brasil
Venció por penales 4 a 2 a Holanda con Sergio Romero como héroe, al atajar dos remates
9 de julio de 2014
Por Adrián Taccone, enviado especial de Asteriscos.Tv a Brasil 2014

Argentina volvió a escribir la historia en este mundial de Brasil 2014 y llegó a la final tras derrotar por penales a Holanda 4 a 2, luego de igualar sin goles en 120 minuto tremendos en el Arena Corinthians de San Pablo.

El equipo argentino volverá a jugar una final del mundo luego de 24 años y precisamente con el mismo rival Alemania, que goleó en Belo Horizonte a Brasil por 7 a 1.

El partido definitivo será el próximo domingo, desde las 17:00 en el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro, en donde Argentina buscará su tercer título y Alemania su cuarta copa.

Alemania y Argentina disputaron dos finales consecutivas, en México 86 -ganó Argentina por 3-2- y en Italia, donde vencieron los teutones por 1-0.

El partido ante Holanda se definió por los goles de Lionel Messi, Ezequiel Garay, Sergio Agüero y Maxi Rodríguez, mientras que ROmero le contuvo los penales a Vlaar y Sneijder, aunque convirtieron Robben y Kuyt.

Argentina fue la que tomó la iniciativa desde el arranque del juego mismo, con circulación del balón, no desesperarse y encontrar el mejor espacio, como pregona Alejandro Sabella, para poder entrarle al cerrojo holandés.

El conjunto "oranje" estuvo muy atado a un esquema, que se sostiene en la defensa cerrada, los pelotazos de Sneijder y las corridas de Van Pierse y Robben.

Esta vez el calvo delantero se mantuvo sobre la izquierda, pero fue bien escalonado en la marca por Zabaleta y Demichelis, mientras que Rojo tuvo más libertad para proyectarse, dado que Kuyt estaba más pendiente en defender que atacar.

Van Gaal dispuso una marca personal para Lionel Messi y esa misión se la encomendó a De Jong que si bien lo tuvo a tiro, cuando "La Pulga" lo encaró, ganó.

Un tiro libre de Messi que controró el arquero europeo, un cabezazo de Garay alto y un par de corridas de Lavezzi por derecha, cuyos centros Higuaín no pudo alcanzar a conectar, fueron las ocasiones que tuvo a su favor Argentina.

El equipo de Sabella mostró una buena propuesta con Enzo Pérez, pero el hombre del Benfica se fue desdibujando con el correr de los minutos.

En el segundo tiempo la tónica del partido siguió siendo la misma, pero lel problema que tuvo Argentina es que no pudo resolver el esquema de telaraña planteado por Holanda, en gran medida porque Messi fue bien controlado por la marca escalonada.

Salvo una jugada de Higuaín, a pase de Enzo Pérez, que pegó en la parte externa de la red, Argentina no generó más chances concretas de gol.

Holanda, por su parte, tampoco exhibió gran juego y solo en los minutos fiinales apostó a apretar un poco en campo rival y tirar centros para Van Persie, que nunca pudieron llegar a destino.

En el alargue, todo fue muy estudiado, y solo se rompió un poco con un remate de Robben que controló Romero y algún desborde de Palacio que no encontró a Agüero, reemplazante de un exhausto Higuaín.

Síntesis:

Holanda - Argentina.

Estadio: Arena San Pablo.

Árbitro: Cuneyt Cakir (Turquía).

Público: 63.267 espectadores.

Holanda: Jasper Cillessen; Stefan de Vrij, Ron Vlaar y Bruno Martins Indi; Dirk Kuyt, Georginio Wijnaldum, Nigel De Jong, Daley Blind y Wesley Sneijder ; Robin Van Persie y Arjen Robben. DT: Louis Van Gaal.

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Ezequiel Garay y Marcos Rojo; Enzo Pérez, Lucas Biglia, Javier
Mascherano y Ezequiel Lavezzi; Lionel Messi y Gonzalo Higuain. DT: Alejandro Sabella.

Cambios en el segundo tiempo: al inicio Daryl Janmaat por Martins Indi (H), 18m Clasie por De Jong (H).