Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La honestidad brutal de Bobby Flores
"No temblaría si le tengo que volar el cerebro a uno”, dijo el conductor radial como consecuencia del momento que sufrió tras un robo a su familia
1 de septiembre de 2014
El conductor radial Bobby Flores mostró aún su angustia por el robo que sufrió su familia en su domicilio semanas pasadas, no dudo en sostener que no le "temblaría la mano si le tengo que volar la cabeza de uno de un cohetazo"

"Por primera vez en mi vida me quería morir. Es así, morirme y al minuto querer matar a alguien. Ves la casa destrozada, dada vuelta, tu mujer llorando en la escalera y los chicos paralizados... Creo que en ese momento no me temblaría la mano si le tengo que volar el cerebro a uno de un cohetazo"m dijo Flores.

Estas declaraciones del hombre de radio fue en un mano a mano con Jorge Lanata, durante la edición de Periodismo para Todos de este domingo, en la que se abordó el tema inseguridad, el conductor radial Bobby Flores se mostró tan angustiado como como aquella noche del jueves 7 de agosto.

Esa noche, mientras él cenaba con su cuñado, a pocas cuadras, en su casa del barrio porteño de Saavedra, una banda de al menos siete delincuentes ingresó para llevarse dinero, artefactos tecnológicos, el auto de su esposa y hasta material discográfico de un valor incalculable, según contó el periodista.

Cara a cara con los ladrones, la mujer de Flores y sus dos hijos. "Lamentablemente te sentís una mierda, es así. Porque te aterra, pudo haber pasado cualquier cosa. Ese día fui a comer a lo de mi cuñado, y ahí me llaman, en realidad lo llaman a mi cuñado porque yo no tenía batería, y nos avisan. No lo podía creer. Querían todo, plata, de todo, y uno tiene lo que tiene en su casa. Y ahí saltó Benicio, que tiene 9 años, y les pidió 'no maten a mi mamá, llévense todo pero no maten a mi mamá'".

El relato de Flores cerró con otra declaración que confirma que tras vivir un hecho de esas características, la conmoción se extiende en el tiempo. "Hoy sigo teniendo miedo, no nos fuimos de esa casa, pero sigo con miedo, el otro día saltó un gato y casi me muero. No sé tirar, pero también pensé en comprarme un fierro", concluyó el periodista.