Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Villas miseria, lo único que crece en la Argentina
La población en esos asentamientos creció 70 por ciento en los últimos 4 años en la Ciudad de Buenos Aires. Se estima que ya hay 275 mil personas que viven hacinadas
8 de septiembre de 2014
En los últimos cuatro años, lo que más creció en la Argentina, además de la inflación, es la población en las villas miseria. Hasta el 2010 unas 163 mil personas vivían en villas miseria y asentamientos precarios, pero ahora ese dato quedó desactualizado.

La Secretaría de Hábitat e Inclusión del Gobierno de la Ciudad arrojó como nuevo estimativo un total de 275 mil personas que viven en este tipo de asentamientos, sobre una población de la Ciudad de 2.890.151.

De esta manera, la población en villas creció casi un 70% en los últimos cuatro años, en tanto la población de la Ciudad se mantiene prácticamente igual desde 1947.

En la zona de Retiro, precisamente en las Villas 31 y 31 bis, se calcula que viven hoy unas 40 mil personas, que volverán a ser censadas a fin de año por el Instituto de la Vivienda, organismo perteneciente al Gobierno de la Ciudad.

Con este censo se pretende, además, que los habitantes de la villa elijan nuevos delegados y consejeros para representar a cada una de las manzanas del asentamiento.

El aumento demográfico de la 31 en los últimos 19 años es abismal, al punto de que ya logró formar una especie de ciudad dentro de otra.

En 1995, cuando se inauguró el primer tramo de la autopista Illia, residían allí unas 7.951 personas, a las que se les sumaron hasta hoy más de 32 mil. Esta expansión se replica en el resto de las villas, que en la década del 90 contabilizaba en total a unos 65 mil habitantes.

De las 40 mil personas que viven en la villa de Retiro, el 65% son extranjeros, con una mayoría proveniente de Paraguay, Perú y Bolivia.

Además, en los últimos años se radicaron allí unos 30 nigerianos y dos brasileños, de acuerdo a datos oficiales.

Si bien este aumento de la población, no transformó a la villa 31 y 31 bis en el asentamiento más grande de la Ciudad, por su ubicación estratégica al lado de la terminal de ómnibus y vecina de los barrios más cotizados, logró convertirse en un imparable negocio inmobiliario donde se llegan a pagar hasta $ 2 mil mensuales por una habitación.

Pero a este asentamiento se le suma otro lindero que está ocupado desde 2010. Se trata de un predio llamado San Martín, cercano a las vías del tren, donde viven por lo menos unas 4.000 personas.

En el resto de la Ciudad, el 70% de los hogares en viviendas precarias, se encuentran en las comunas 4, 1, 3 ,7 y 8, siendo la 21-24 de Barracas la de mayor tamaño, seguida por la 1-11-14 del bajo Flores. De acuerdo con el último censo, residen en la primera, unas 29 mil personas, dato que no se ha actualizado aún, pero que a la par de la 31 evidencia un crecimiento. Con 275 mil habitantes en las villas de la Ciudad, este número ya superó a la población de la ciudad de Río Cuarto (246.393) y a la de la ciudad de Formosa capital (234.354), por poner tan sólo dos ejemplos.