Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Murió el ex dueño de LAPA al caer su avioneta
Gustavo Deutsch piloteaba hacia Aeroparque cuando se precipitó sobre una casa del barrio Nordelta y provocó un incendio en otra vivienda. También se mató su mujer
14 de septiembre de 2014
La tragedia lo persiguió hasta el final de su vida: el ex dueño de Lapa, Gustavo Andrés Deutsch, se mató hoy luego de que la avioneta que piloteaba se estrellara sobre una casa en el barrio La Isla de Nordelta.

Al estrellarse, la aeronave también provocó daños en otra vivienda. Ambas estaban deshabitadas.

Fuentes de la investigación dicen que el accidente se produjo "por una maniobra imprudente sobre Nordelta" del piloto de la avioneta. La nave era una “Beech E 300 matrícula LV WLT, de la empresa Tango Sur” y había salido de inmediaciones de Junín y regresaba a Aeroparque.

Cuando Deutsch estaba al frente de LAPA, una aeronave protagonizó una de las mayores tragedias de la aviación argentina al salir a toda velocidad del aeroparque, cruzar la avenida y estrellarse en una construcción vecina a Costa Salguero.

El vuelo 3142 de LAPA se estrelló en el Aeroparque Jorge Newbery de la Ciudad de Buenos Aires el 31 de agosto de 1999 a las 20:54 hora local, cuando despegaba hacia Córdoba, protagonizando uno de los accidentes más graves de la historia de la aviación argentina.

Al iniciar la aeronave su carrera de despegue comenzó a sonar una alarma a la que los pilotos hicieron caso omiso.

Esa alarma indicaba que los flaps se hallaban retraídos, lo que les impidió despegar pese a haber superado la velocidad mínima que habían calculado que necesitaban para hacerlo.

Imposibilitados de frenar antes del fin de la pista por la velocidad que traían, continuaron la carrera fuera de ella, rompiendo luego las vallas del perímetro del aeropuerto, cruzando una avenida, arrastrando en su trayecto a un automóvil que circulaba por ella, para terminar colisionando sobre unas máquinas viales y un terraplén. La pérdida de combustible sobre los motores calientes y el gas expelido por la rotura de una planta reguladora de gas existente en el lugar provocaron el incendio y destrucción total de la aeronave.

En el accidente murieron 65 personas, mientras que 17 resultaron heridas de gravedad y otras tantas levemente.