Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Jefe del BCRA promete que no "habrá devaluación"
Alejandro Vanoli afirmó que "las reservas están para ser usadas" y que el Gobierno no tiene miedo de utilizarlas para pagar deuda pública. Negó devaluación. La duda es qué dejará
19 de octubre de 2014
Las reservas están para ser usadas, pero la duda es qué país dejará el kirchnerismo.

El flamante presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, advirtió que "no habrá una devaluación como la de enero pasado" porque cree que no es la solución para mejorar la competitividad de la economía.

Además, advirtió que existen "sectores concentrados" que quieren forzar una depreciación del peso para promover una suba de precios.

Sobre la disputa del Estado contra los fondos buitre destacó que el gobierno no está esperando al comienzo del año nuevo para que, una vez caída la cláusula RUFO, poder negociar un pago completo con los holdouts.

"Se instaló la idea de que el 2 de enero está todo arreglado. Y la respuesta es que el 2 de enero no va a pasar nada".

Vanoli destacó que está en sintonía con el ministro de Economía, Axel Kicillof, y que el Gobierno no está pensando en corregir el tipo de cambio. "Si tomamos el tipo de cambio multilateral real, deflactado por el íntice ce de salarios, estamos por encima en un 50% respecto a diciembre de 2001 y 7% contra enero (pasado)", dijo.

En tanto al uso de reservas para el pago de deuda pública, el titular del Central admitió que "están para ser usadas". "El Gobierno no tiene ningún temor, en una situación tan particular como la actual, en pagar deuda con reservas", afirmó. Asimismo estimó que una estimación del orden de 25.000 ó 26.000 millones por parte de analistas hacia fin de año no contempla la activación del canje de monedas con China y una perspectiva de mayor liquidación por parte de los exportadores.