Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Inundaciones y estragos por temporal
Hay más de 1.500 evacuados. Bragado fue tierra arrasada y el desborde del río Luján amenaza con agravar el daño. Cientos de árboles caídos y muchos autos dañados y bajo el agua
29 de octubre de 2014
Más de 1.500 personas permanecían evacuadas y distritos como Bragado y Luján sufrieron daños por decenas de millones de pesos tras el intenso temporal que azotó parte del país en las últimas horas.

Unas 500 personas debieron ser evacuadas en el distrito bonaerense de Marcos Paz, alrededor de 400 en Coronel Pringles y un centenar en Bragado como consecuencia del fuerte temporal de viento y lluvia que afecta la región.

Así lo informó el secretario de Control Urbano municipal, Raúl Pigniacampo, quien sostuvo que en el área se desbordaron varios arroyos.

"Estamos trabajando constantemente en el dragado de arroyos, pero este fue un desastre de gran magnitud", explicó el funcionario en declaraciones a un canal de noticias.

En tanto, por los anegamientos e inconvenientes de todo tipo, se suspendieron las clases en todos los niveles, mientras que tampoco funcionaban los colectivos de la empresa Ecotrans, que comunican a Marcos Paz con el vecino distrito de Merlo.

El intenso temporal de lluvia, acompañado por ráfagas de viento, que castiga desde esta madrugada a la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense, provocó caída de árboles, calles anegadas y demoras y cancelaciones en el transporte público.

Según informó el Servicio Meteorológico Nacional, en 12 horas cayeron 136 milímetros de agua, más del promedio registrado para octubre.

Las líneas B, C y D del subte funcionaron con demoras. Los anegamientos impidieron el funcionamiento normal de las formaciones de los servicios que unen las terminales Leandro N. Alem con Juan Manuel de Rosas, Constitución con Retiro y Catedral con Congreso de Tucumán, informaron fuentes de la empresa Metrovías.

Por la gran cantidad de agua caída en las últimas horas, el Premetro, que conecta las estaciones de Intendente Saguier, en el barrio porteño de Flores, con las terminales General Savio y Centro Cívico, en Villa Lugano, debió suspender su servicio.

Además, tanto en el Aeropuerto de Ezeiza como en el Aeroparque metropolitano hubo demoras y cancelaciones en los vuelos programados para las primeras horas de la mañana.

En Aeroparque, la intensa actividad eléctrica que se registró en la zona impidió durante un largo período la carga de combustible de las aeronaves, provocando demoras importantes en los despegues; mientras que las fuertes ráfagas de viento que soplaron por momentos obligaron a desviar vuelos hacia aeropuertos de alternativa ante la imposibilidad de aterrizajes por razones de seguridad, informaron fuentes aeroportuarias.

Una situación similar, aunque un tanto más moderada se registraba en Ezeiza, donde los despegues sufrían demoras y también reprogramaciones.

En las zonas de Quilmes, Berazategui y La Plata, el fuerte viento de esta madrugada ocasionó la voladura de techos y la caída de postes de luz que afectaron el suministro eléctrico.

En tanto, el agua acumulada en General Paz generó demoras importantes sobre la calzada a la altura de la Autopista del Oeste y de avenida San Martín.

Una situación similar se registró a la altura del Puente Pueyrredón, en Avellaneda, donde del lado de la avenida Hipólito Yrigoyen, el agua cubría la totalidad de la carpeta asfáltica, haciendo imposible la circulación.

Otra de las consecuencias fue la caída de un puente en la ruta 85, entre Coronel Pringles y Coronel Suárez, que desde entonces permanece cortada, informaron fuentes policiales y de bomberos.

Voceros de bomberos voluntarios de Coronel Suárez y Coronel Pringles dijeron a Télam que "la gran cantidad de lluvia caída en los últimos días, que en algunas zonas alcanzaron los 250 milímetros, provocaron el aumento de los caudales de ríos y arroyos, que se volvieron más torrentosos" y que "por ello en uno de los puentes de la ruta 85 se socavaron los pilares".

El puente "cedió en la mitad del río" y la ruta "desde entonces permanece cortada", agregaron.

El sector de la ruta 85 donde no puede acceder el tránsito es el que va "desde la rotonda conocida como San Eloy a la ciudad de Coronel Pringles".

Las fuentes consultadas remarcaron que en toda la zona "hay numerosos campos inundados y caminos rurales anegados".