Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Más de 100 mil personas en la costa
El viernes el promedio de autos en la ruta 2 llegó a los 2.200 por hora. El 85% de hoteles colmados y el anticipo de una gran temporada
27 de diciembre de 2014
Aún con las sensaciones de los festejos navideños a cuestas y como consecuencia del feriado puente de ayer, la ciudad permaneció vacía, como adormecida. Poco tránsito, comercios cerrados y menos gente que lo habitual en los espacios públicos fueron una rara estampa.

Desde el miércoles, la metrópoli fue dejando de lado el habitual trajín y todo parece indicar que así se mantendrá hasta la semana próxima, después del brindis de Año Nuevo.

Viajar en el transporte público urbano empezó a ser más cómodo. No tan así emprender el viaje hacia la costa atlántica, ya que la autopista parece atraer todo el tráfico que desapareció de la ciudad. El éxodo masivo continúa a buen ritmo y se estima que desde el 24 de diciembre hasta ayer unas 100.000 personas del área metropolitana habían pasado por el peaje de Samborombón, en la autovía 2.

Desde las primeras horas de la mañana, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) del Ministerio de Interior y Transporte registró una circulación superior a los 2200 autos por hora cuando, en promedio, el tránsito habitual es entre 200 y 500 vehículos cada 60 minutos.

Fuentes policiales informaron a LA NACION que desde el miércoles hasta las 16 de ayer circularon unos 24.600 autos rumbo a las distintas ciudades balnearias.

Si se toma un promedio de cuatro personas por vehículo, en tres días alrededor de 100.000 personas viajaron, sólo contabilizando los autos particulares, a las playas bonaerenses. Durante ese período también circularon 5400 vehículos rumbo a la Capital.

El tránsito hacia la costa fue creciendo paulatinamente: de los 1300 autos por hora del 24 a la mañana pasó a los más 2200 registrados durante la tarde de ayer.



El clima no acompañó a las personas que aún permanecen en la ciudad. Ayer, tras el calor húmedo de la mañana, la lluvia llegó después del mediodía y, aunque no duró demasiado, el cielo permaneció con nubarrones y amenazante durante toda la jornada. Para hoy se esperan similares condiciones climáticas. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) pronostica una temperatura máxima de 31 grados, pero con probabilidad de lluvias y tormentas para la ciudad y el conurbano. Mientras que mañana podrían caer algunos chaparrones en las primeras horas del día, pero por la tarde la nubosidad prevista se disiparía y la temperatura podría alcanzar los 30 grados