Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Subte: jueves de paro en la línea B
Protestarán por las sanciones, descuentos de haberes y causas penales abiertas en su contra por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires
7 de enero de 2015
la línea B de subterráneos, que realiza el trayecto entre Leandro Alem y Juan Manuel de Rosas, no funcionará este jueves durante toda la jornada a raíz de un paro de los trabajadores de ese ramal, que protestarán por las sanciones, descuentos de haberes y causas penales abiertas en su contra por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

La medida de fuerza fue decidida esta tarde durante una asamblea que efectuaron los trabajadores de la linea B quienes advirtieron que el conflicto puede generalizarse a otros ramales de no encontrar respuestas a sus reclamos.

El delegado del ramal, Claudio Dellecarbonara, dijo que los trabajadores protestaran "mañana con un paro ante la persecución que está montando la empresa, con descuentos de haberes, sanciones y causas penales por reclamar ante la falta de inversión en mantenimiento que tiene la línea".

Indicó que muchos trabajadores "fueron sancionados con multas de hasta 50.000 pesos por haber hecho un cierre de molinetes como alternativa a un paro en el que reclamábamos la falta de mantenimiento del servicio".

"Habíamos acordado con la empresa como podíamos canalizar la protesta con una medida que no afecte directamente a los usuarios pero ahora nos sancionan, nos abren causas judiciales y nos descuentan haberes por haber cerrado los molinetes", destacó Dellecarbonara.

Explicó que entre otras cosas nos sancionan por "no cumplir horarios de trabajo y nosotros entendemos que son provocaciones de Metrovías ya que las sanciones son completamente injustificadas,al tiempo que no nos garantiza los elementos de seguridad indispensables para trabajar".

La línea B sufrió desde fines de diciembre pasado diversos cortes en su funcionamiento a raíz de la adecuación del ramal a los nuevos coches que el gobierno de la Ciudad compró al Metro de Madrid y que contarán con aire acondicionado.