Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Traen a la argentina internada en el Caribe
Cuando las autoridades médicas de la isla caribeña lo autoricen, Ana María Arroyos volverá a la Argentina en avión sanitario. Esta en coma inducido
1 de mayo de 2015
La argentina Ana María Arroyos, que se encuentra internada desde hace doce días en Jamaica luego de sufrir una descompensación en un crucero, será traslada al país una vez que las autoriades sanitarias de la isla caribeña lo autoricen.

Según fuentes oficiales, el Gobierno acordó con la empresa de medicina prepaga Osde y con Asist Card el traslado de la paciente, cuando su estado de salud evolucione ya que de lo contario "se la expondría a un riesgo mayor".

La mujer, que estaba de vacaciones junto a su hija por Estados Unidos y el Caribe, debió ser inducida en coma farmacológico. Según sus allegados, Ana María viajó hace tres semanas a Miami, donde abordó un crucero de la empresa Norwegian Cruise -con bandera de Bahamas- junto a su hija menor, Celeste.

Su hermano Omar explicó que Ana presentó fuertes dolores de abdomen, por lo que consultó al médico que se encontraba en el crucero que ella estaba abordando.

"El informe del doctor dictaminó que padecía una gastroenteritis aguda, por lo que fue medicada con ese diagnóstico. Pero como los dolores continuaron, el Capitán del crucero decidió que Ana María debía descender del mismo en Jamaica para una atención mayor ya que no estaba a su alcance lo necesario dentro de la nave", explicó Omar.

Su hija Celeste de 22 años y sobrina de Omar, se opuso a descenso en el país jamaiquino, por lo que fue obligada a descender a la fuerza y esposada. El Capitán decidió continuar viaje sin las pasajeras argentinas.

La internación en Jamaica, se transformó en inafrontable para la familia. Están gastando aproximadamente 4000 dólares por día y llevan cerca de 70.000 dólares gastados, y las deudas continúan apilándose siendo ya insostenible. De estos 70000 dólares, el seguro sólo cubrió 20.000, por lo que los 50.000 restantes son los que la familia debe cubrir.