Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Aerolíneas Argentinas ya canceló 242 vuelos
Las nuevas suspensiones rigen hasta el jueves. Y se suman a las 103 que ya hubo entre sábado y martes. Lo atribuyen a sobreventa y exceso de servicios. Daños millonarios
23 de julio de 2015
Miles de personas que tenían previsto viajar durante las vacaciones de invierno sufrieron daños millonarios como consecuencia del caos provocado por Aerolíneas Argentinas al suspender al menos 242 vuelos.

La empresa estatizada anunció más de 200 cancelaciones en sus vuelos para tratar de reorganizar el caos operativo que generó la sobreventa de pasajes por las vacaciones.

Hasta el 30 de julio habrá entre 20 y 30 frecuencias canceladas por día, a pesar de que la compañía había lanzado otro comunicado en el cual hablaba de la normalización de las operaciones.

El presidente de la empresa, Mariano Recalde, dijo que el miércoles no se habían registrado vuelos cancelados, pero la propia web de Aerolíneas mostraba desde más temprano 13 en esa condición (a El Calafate, Trelew, Resistencia y Tucumán). Este jueves fueron cancelados 40 vuelos a diferentes destinos (Bariloche, Montevideo, Mar del Plata, Mendoza, Tucumán, Paraná y Rosario, entre otros).

Se trató de una medida de emergencia para reubicar a los pasajeros que quedaron “colgados” de otros vuelos sobrevendidos. Por ejemplo, de los siete vuelos programados que había hoy con destino a Montevideo (seis de Austral y uno de Aerolíneas), tres fueron cancelados.

“Se trata de encadenar vuelos para reubicar a los pasajeros que quedaron afuera”, explicó Franco Rinaldi, autor del libro “Aerolíneas Argentinas, 2000 días de pérdidas”.

Esa reorganización, sumada a la suspensión de la venta de pasajes a algunos destinos, cambió el panorama de los últimos días en Aeroparque. El de ayer fue el primer día sin demoras importantes, a diferencia de lo que se veía en los primeros días del conflicto, el viernes pasado, en coincidencia con el inicio de las vacaciones de invierno. Desde entonces, habían sido cancelados 103 vuelos, la mayoría a destinos nacionales, con más de 22 mil afectados. En muchos casos, a los pasajeros se les ofreció la posibilidad de viajar en micro.

Especialistas del sector señalaron que el problema fue la sobreventa de pasajes, que si bien es una práctica normal en casi todas las aerolíneas, nunca supera un 5% del total mientras que para estas vacaciones hubo vuelos con 20% de sobreventa.

El miércoles por la tarde un comunicado de Aerolíneas anunció las 242 cancelaciones hasta el 30 de julio. Horas más tarde, ese comunicado desapareció de la página.

También los gremios se despegaron del conflicto: “Ninguno de los gremios que componen la Federación Argentina del Peronal Aeronáutico realizaron ni realizan un conflicto gremial que sea causante de las complicaciones que sufrieron los usuarios. Llama poderosamente la atención la liviandad con la que se quiere deslindar la responsabilidad que le corresponde a una muy mala programación, intentando hacer culpables a los que una vez más son víctimas de malas decisiones gerenciales”, indicó el comunicado.