Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Inundaciones hacen estragos en la Provincia
Hay 20.000 afectados. El agua ingresó en la Basílica de Luján y en Salto el río roza los 10 metros. Cambios agrícolas y loteo de terrenos, influirían en que el agua desagote más lento
11 de agosto de 2015
Con 20.000 afectados, el drama de las inundaciones se extiende por la provincia de Buenos Aires.

El río Luján volvió a subir hoy y llegó a 5,37 metros, lo que agravó las inundaciones que afronta ese municipio a raíz del temporal que comenzó el miércoles, mientras la municipalidad dispuso la mudanza de evacuados y el cierre de varias calles y del cementerio. Como producto de la inundación, el agua entró en la Basílica.

La crecida del río se mantiene constante desde el domingo a raíz de la sucesión de lluvias de los últimos días y a las 14 de hoy la medición en el puerto local superó por cinco centímetros la marca del año pasado, cuando llegó a 5,32 metros. Ante la persistencia del alerta meteorológico y la evacuación de unas 300 personas, que hoy seguían fuera de sus casas, los funcionarios municipales encargados de la emergencia volvieron a reunirse para analizar la situación y programar acciones.

El jefe de la dirección de Protección y Defensa de la Comunidad (Prodecom), Javier Sosa, indicó que había alrededor de 300 personas evacuadas en cuatro centros en el barrio Olivera, el CIC del San Fermín, sociedades de fomento y en la Universidad Nacional de Luján.

"La emergencia se va a prolongar y debemos prepararnos para eso", alertó Sosa, y señaló que como se esperan nuevas lluvias "no sabemos si (el río) va a subir mucho más, pero permaneceríamos mayor cantidad de días con una gran cantidad de agua acumulada".

El funcionario estimó que el río "va a crecer unas horas más y luego va a detenerse. Estábamos trabajando sobre una hipótesis de entre 5,30 y 5,40 metros, pero teniendo en cuenta los pronósticos meteorológicos, que no son para nada alentadores, con lluvias y sudestada, probablemente va a superar esa marca".

"No podemos estimar hasta donde va a llegar, pero sí coordinar la asistencia vinculada a los centros de evacuación y a las familias autoevacuadas, los pedidos y las articulaciones con Nación y con Provincia, el refuerzo de la seguridad en algunos sectores", añadió.

A raíz de las inundaciones la terminal de ómnibus seguía inoperable, varias calles fueron cerradas al tránsito e incluso se clausuró el cementerio municipal.