Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Desborde del Río de la Plata inunda el conurbano
La crecida se nota con fuerza en Quilmes y Tigre, producto de la sudestada. También en la Capital, el agua llegó a Libertador y Dorrego. Cedería durante la tarde
1 de septiembre de 2015
Los vientos intensos del sudeste que hicieron descender la temperatura también provocaron en las últimas horas una importante crecida en el Río de la Plata, que generó anegaciones y otros inconvenientes en barrios costeros de la Capital Federal, el Conurbano y la zona de influencia del Río.

El Centro de Prevención de Crecidas del Servicio de Hidrografía Naval (SHN) tenía previsto que el río creciera 1,90 metros por encima de sus valores de marea habituales. Esta circunstancia provocó que varias calles quedaran anegadas en distintos puntos como Avellaneda, Quilmes, Tigre y Ensenada.

En el puerto de La Plata, a las siete de la mañana el río se ubicaba en 2,75 metros. En tanto que, a las diez de la mañana estaba en 2,80 metros en la zona del puerto de San Fernando.

El agua se hacía notar en la zona de los bosques de Palermo y en esquinas como Figueroa Alcorta y Dorrego, en una jornada soleada, ventosa y fría.

La crecida del río está relacionada a los vientos fuertes que soplan desde ayer por la tarde en la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Según se informó, anoche se registraron ráfagas de hasta 80 kilómetros por hora en el Río. Además hubo un marcado descenso de la temperatura y el termómetro descendió más de 15 grados.

En Quilmes, el agua podía apreciarse desde la autopista Buenos Aires-La Plata. En algunos puntos de Ensenada, el agua ya había ingresado a algunas casas en barrios costeros, aunque por el momento no se habían reportado evacuados.

Se esperaba que la situación mejore en las próximas horas con la disminución del viento que ya comenzaba a producirse a media mañana y que motivó que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) cesara con el alerta que mantenía por esa circunstancia.