Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Argentina está más cerca de salir del default
Los fondos buitres más duros, NML y Aurelius Capital, dijeron que hay un principio de acuerdo. Tienen U$S 5.000 millones en bonos de la Argentina. Cautela en el gobierno de Macri
24 de febrero de 2016
La Argentina quedó hoy un paso más cerca para salir del default, luego de que un abogado de los fondos de inversión Elliott Management y Aurelius Capital, que en conjunto tienen bonos en default de la Argentina por unos 5.000 millones de dólares, dijo que había un principio de acuerdo.

“Hemos alcanzado un acuerdo en términos económicos con la Argentina desde el jueves”, sostuvo el letrado en declaraciones a la agencia Reuters.

Confirmó que es una "transacción de 5.000 millones de dólares" y sostuvo que "las partes necesitan más tiempo para terminar el acuerdo. El abogado se llama Matthew Mc Gill e hizo estas afirmaciones antes de que la Corte de Apelaciones de Manhattan debatiera el pedido que hizo la Argentina para dejar caer la apelación que impedía que la causa volviera al juez Thomas Griesa.

Ese trámite le permitirá a Griesa retomar el control del expediente y reponer la cautelar (stay) que le permitirá al país ponerse al día con los pagos a los bonistas que sí entraron a los canjes de 2005 y 2010. Esos pagos están congelados desde agosto de 2014.

Igual, el gobierno de Mauricio Macri mostró cautela: “Todavía no hay nada cerrado", indicaron fuentes oficiales.

Si se confirma lo dicho por el representante legal de los principales fondos buitre, la Argentina tendría más despejado el camino para salir por completo del default.

Restaría la difícil misión de que el Congreso apruebe la derogación de la ley cerrojo y apruebe la oferta presentada a los acreedores por el gobierno de Mauricio Macri, que consiste en pagar al contado unos 10.000 millones de dólares. Según el Gobierno, la oferta implica una quita sobre las pretenciones de los acreedores cercana al 25%.

Para hacer ese pago, Economía prepara una emisión de bonos, en dólares y bajo ley extranjera, por unos US$ 15.000 millones. Hasta ahora, la oferta argentina había sido aceptada por litigantes que tienen en sus manos un tercio de los bonos en default. Entre ellos, los bonistas italianos. Pero faltaba la decisión de los acreedores más duros.