Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
¿Adictos convertidos en caníbales?
Aseguran que una droga es capaz de convertir a un adicto en un feroz depredador y dotarlo de una fuerza descomunal. ¿Qué es el efecto zombie?
25 de febrero de 2016
La realidad podría volver a superar a la ficción si se confirman los efectos devastadores de una droga espantosa que “puede convertir a los adictos en canibales” y que, aseguran, ya circula en las calles del Reino Unido. La nueva droga de diseño se llama Blue Star (estrella azul) y le dicen “sales de baño” por su aspecto.

En Florida había mostrado su primera cara aterradora cuando Rudy Eugene, un adicto, atacó a un vagabundo luego de haber consumido el estupefaciente y fue hallado masticando la cara de su víctima en 2012.

El caso pasó a llamarse el “Canibal de Miami”. En algún momento del 26 de mayo de ese año, Eugene consumió una fuerte dósis de la droga y, bajo su efecto, la temperatura de su cuerpo había trepado a la estratósfera, por lo que se quitó la ropa, ya que sentía que se quemaba por dentro.

Pero lo más aterrador llegó minutos después, cuando lo abarcó un ansia irrefrenable de comer carne humana.

Según la DEA, las “sales de baño” son una droga alucinógena que tiene un aspecto y efecto similar a la cocaína sintética y contiene metilendioxipirovalerona (MDPV).

Esta droga, que podría haber sido creada inicialmente para la guerra, le da al consumidor una fuerza descomunal, acelera su ritmo cardíaco, aumenta la presión sanguínea y produce calor interno potente, lo que hace que el adicto se desnude.

Pero también tiene el efecto adicional de suprimir el dolor, lo que hace que el consumidor no reaccione ante la violencia física, por lo que se la conoce también como "droga zombie".

Entre las reacciones mencionadas por algunos adictos que vivieron para contarlo, se incluyen temblores, hinchazón, venas agrandadas y un enrojecimiento sin freno.