Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cierra el aeropuerto de Mendoza y genera preocupación
El sector hotelero y gastronómico impulsa descuentos para evitar que afecte al turismo. Los vuelos irán a San Rafael, San Juan y San Luis
29 de agosto de 2016
El turismo en Mendoza se verá afectado hasta fin de año por el cierre del aeropuerto provincial, que será refaccionado por encontrarse en "estado crítico". En los próximos días comenzará el arreglo de la hundida y peligrosa pista, y una remodelación a fondo de todo el predio.

Las autoridades y los empresarios del sector, molestos por la medida comenzaron a evaluar estrategias para que la actividad no decaiga notablemente.

También hay preocupación por la situación laboral de quienes tienen comercios en el lugar, así como de los pasajeros que deberán tomar los vuelos en las provincias vecinas o en San Rafael y temen sufrir episodios de inseguridad, ya que deberán partir desde la Terminal de Ómnibus de la provincia. Para hacerle frente a esta decisión, se destinarán más de $ 1600 millones, con un plan especial de contingencia.

La aeroestación internacional Gobernador Francisco Gabrielli, más conocida como El Plumerillo, ubicada en la comuna de Las Heras, a 10 kilómetros de la ciudad de Mendoza, y la cuarta en importancia en el país, dejará de funcionar desde el 7 de setiembre hasta, al menos, el 7 de diciembre.

Los funcionarios ya admiten que pueden ser cuatro meses. Existe hermetismo en Aeropuertos Argentina2000, que se muestra renuente a permitir el ingreso en el lugar y brindar detalles de las tareas.

Mientras, crece más el dolor de cabeza de quienes tiene que volar desde Mendoza, sobre todo por trabajo: tendrán que tomar vías alternativas desde San Luis o San Juan, con traslados que saldrán cinco horas antes del horario de vuelo desde la Terminal de Ómnibus, ubicada a escasos metros del microcentro mendocino. Se estima que habrá caos vehicular además de mayor cantidad de robos, algo usual en ese lugar.

El recorrido inverso deberán realizar quienes lleguen a esta tierra. Aunque la medida no tiene alto impacto en cuanto al volumen de visitantes que arriba por vía aérea -sólo el 15% del total-, pertenecen a uno de los grupo que más dinero deja en la provincia. Así, el turismo de lujo es uno de los que más afectados se verá durante estos tres meses.

Para las autoridades locales se trata de una obra necesaria e histórica que permitirá tener "el mejor aeropuerto de la Argentina", a tono con las declaraciones del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, a pesar de que el gobernador radical de Cambiemos, Alfredo Cornejo, había solicitado, sin éxito, que las obras se postergaran hasta marzo de 2017.

"El aeropuerto de Mendoza, para fin de año, va a ser totalmente nuevo y renovado. Esta inversión es mayor a toda la que se hizo durante el año pasado en el sistema aeroportuario argentino, donde se invirtieron $ 750 millones", expresó el funcionario nacional durante el anuncio de las obras por realizar.

El problema más urgente es el estado crítico de la pista de aterrizaje, ya que corre riesgo de hundirse aún más por el peso de las naves, pero sobre todo por una falla estructural, debido a que la base es poco resistente y no deja de ceder. También se repararán las áreas de seguridad, terminales y estacionamientos.

Según explicaron desde el gobierno nacional, se invertirán en total más de $ 1600 millones. Así, en medio de la preocupación del sector turístico y comercial, se anunció que, a los $ 1200 millones que requerirán los trabajos en el aeropuerto, se destinarán más de $ 400 millones para "mantener el nivel de empleo", con diferentes subsidios y líneas de créditos.

"Los $ 400 millones se suman en financiación y apoyo al sector para potenciar el desarrollo turístico de Mendoza", según indicó el ministro de Hacienda provincial, Martín Kerchner. "Esto se realiza tratando de proteger el nivel de empleo en el sector, para que estos 3 o 4 meses que durarán las obras no produzcan daños", agregó.

Durante el cierre, los vuelos de Aerolíneas Argentinas, Latam Argentina y Latam Chile han sido reprogramados por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) a los aeropuertos alternativos de San Juan (180 km), San Luis (250 km) y San Rafael (232 km). La empresa GOL decidió dejar de operar su vuelo San Pablo-Mendoza hasta la reapertura de la aeroestación.

El Estado nacional aportará unos $ 60 millones para que los pasajeros tengan gratis el traslado desde la Terminal de Ómnibus de Mendoza hasta las aeroestaciones alternativas. Además de invertir $ 120 millones en remodelar lo que será su sala decheck in, que contará en la planta alta con expendedoras de agua y café, enchufes para todo tipo de artefactos electrónicos y baños. En la planta baja habrá una sala para discapacitados, con sillas y sanitarios acondicionados.

El secretario de Servicios Públicos, Sergio Marinelli, afirmó que se colocarán stands informativos para brindar asesoramiento a quienes buscan viajar por vía aérea.