Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El temporal dejó dos víctimas fatales y cientos de evacuados
Las inundaciones afectaron a provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba. Hay rutas cortadas por desbordes de arroyos y daños
27 de diciembre de 2016
Dos muertos, cientos de evacuados y graves daños en infraestructura, especialmente en viviendas, junto a cortes de rutas por desbordes de arroyos fue el saldo del temporal que afectó al norte y oeste de la provincia de Buenos Aires, sur de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba con un promedio de agua caída que superó dos veces lo que precipita habitualmente en diciembre.

Una mujer murió electrocutada al ingresar agua en su casa de la ciudad entrerriana de Villaguay durante el temporal de lluvia y vientos huracanados que en las últimas horas afectó gran parte de la provincia.

Fuentes policiales informaron a la agencia de noticias DyN que en la madrugada de ayer, alrededor de las 1.30, efectivos de la comisaría segunda de Gualeguaychú llegaron hasta una casa del Barrio Zabaleta al ser alertados del fallecimiento por electrocución de una mujer de 49 años.

El primer informe pericial destaca que durante el temporal ingresó agua en la casa y tomó contacto con un cable, que se encontraba con un empalme al descubierto, provocando una fuerte descarga eléctrica que alcanzó a la víctima.

Esta muerte se suma a la conocida ayer de un hombre de 65 años que falleció cuando su auto cayó a un arroyo en Ramallo.

En tanto, las aguas que causaron inundaciones y daños en el partido de Pergamino, en el norte de la provincia de Buenos Aires, comenzaron a bajar, aunque aún quedan 275 personas evacuadas en esa zona, informó hoy el subsecretario de Defensa Civil del municipio, Ricardo Bari.

"El nivel del agua llegó ayer (lunes) a las 18 a su pico máximo, comenzó a bajar, ya se nota que está bajando", apuntó al indicar que se estima que se necesitarán entre 35 y 40 horas más para que el agua "escurra" definitivamente, puntualizó a la radio FM Delta.

Bari señaló que "aún quedan 275 personas evacuadas" y destacó que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, recorrió ayer Pergamino para solidarizarse con los damnificados, a quienes les ofreció ayuda.

"Hoy a la tarde, si sigue bajando el agua, haremos un relevamiento y vamos a tener en claro las necesidades" de los damnificados, comentó Bari.

El funcionario remarcó que "toda la cuenca del río fue maltratada por este temporal: los distritos de Salto, Rojas, también tuvieron evacuados" como consecuencia de las copiosas lluvias y fuertes vientos que azotaron la zona entre el domingo y la madrugada del lunes pasados.

El domingo último cayeron 220 milímetros de lluvia en Pergamino, lo que ocasionó que desbordara el arroyo homónimo y debieran ser evacuadas unas 300 personas.

En el sur de Santa Fe, a su vez, más de 200 personas continuaban evacuadas hoy, mientras cinco rutas nacionales y provinciales permanecían cortadas, a raíz del fuerte temporal que azotó la región entre la noche del domingo y la madrugada del lunes.

El desborde de los arroyos obligó a Seguridad Vial a cortar el tránsito en el kilómetro 4 de la ruta 18, a la altura de Puente Gallego y hasta la intersección con la ruta nacional A012, al sur de Rosario, por lo que los vehículos debían desviarse hacia la autopista que une esa ciudad con Buenos Aires.

También permanecía interrumpido el tránsito en la ruta nacional 33 a la altura de las localidades de Pérez y Pujato, por lo que las autoridades viales recomendaban tomar la ruta A012, buscar la autopista Rosario-Córdoba y empalmar desde la ruta provincial 26S.

La ruta provincial 21 (ex nacional 9) a la altura del arroyo Farías, entre las localidades de Alvear y Pueblo Esther; la ruta provincial 24, en inmediaciones de Villa Cañás y Santa Isabel; y la ruta nacional 8, en Santa Emilia, seguían anegadas producto de la acumulación de agua en las calzadas.

La cantidad de agua caída en algunos sectores de la región superó los 200 milímetros en pocas horas y hubo fuertes ráfagas de viento que en Rosario y sus alrededores alcanzaron los 95 kilómetros por hora.

La tormenta provocó desbordes de arroyos y canales, anegamientos en campos y ciudades, cortes de autopistas, rutas, calles, problemas en el servicio eléctrico, desprendimientos de materiales, y caída de ramas y cables.

Defensa Civil informó que las localidades de María Teresa, Pueblo Esther, Álvarez, Alvear y Pérez fueron las más afectadas por el temporal, muchos de sus habitantes debieron ser evacuados y trasladados a centros de atención.

En Pueblo Esther, 38 kilómetros al sudeste de Rosario, el desborde del arroyo Frías generó pánico entre los pobladores, ya que el agua avanzó sobre la ruta A012 y áreas urbanas luego de filtrar un terraplén.Allí unas 80 familias fueron trasladadas a la escuela y a la iglesia local donde pasaron la noche.

Por su parte, en Córdoba, con la mejora en las condiciones climáticas en los poblados del interior que fueron afectados por el fuente temporal registrado el fin de semana de Navidad, los municipios comenzaron el proceso de recuperación de los principales servicios y el retorno gradual de las familias evacuadas a sus viviendas.

El intendente de la localidad de Jovita, Walter Toledano, que fue uno de los poblados más afectados con un centenar de viviendas alcanzadas por el fuerte viento y la caída de 175 milímetros de lluvia, manifestó esta mañana a los medios locales que "la situación está controlada" y estimó que durante la jornada de hoy se va a restablecer la energía eléctrica.

El intendente precisó que aún quedan 35 familias evacuadas que esperan que hoy puedan volver a sus hogares. No obstante, el dirigente advirtió que si bien el clima se ha normalizado "las complicaciones persisten" debido a que los sistemas de bombeos cloacales y del agua potable aún no se restablecieron porque están "colapsados". En tanto, se trabaja en obras de canalizaciones para bajar el nivel de agua acumulada, precisó.

El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Vialidad Nacional, informó que tras las inundaciones de los últimos días continúa el corte total en algunas rutas de Buenos Aires y Santa Fe. En tanto, otras vías se habilitaron con precaución por tener aún tramos con agua sobre la calzada.

La ruta 33 permanece con la circulación prohibida entre A012 y Casilda, mientras que sólo se habilitó al tránsito pesado entre A012 y Rosario. Los desvíos en este caso se están realizando hacia la autopista Buenos Aires-Rosario-Córdoba y la ruta provincial 26.

En Pergamino, la ruta nacional 188 se encuentra con avisos de circular con precaución a la altura de los kilómetros 9, 14, 16 y 19, donde queda agua sobre la calzada. En el mismo estado se encuentra la ruta nacional 11, que continúa con anegamientos entre Iriondo y Nelson.

Por último, las rutas nacionales 9, 19 y 34 se encuentran normalizadas luego de haber sido interrumpidas ayer por las intensas lluvias que afectaron la zona.