Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Ordenan detener al joven que chocó y mató a la maestra
La conmoción generada hizo que la Justicia actúe. Ordenó detener a Tomás Núñez Aboy, quien conducía el auto que embistió al de Silvia Cabrera
27 de enero de 2017
El juez de Garantías de San Isidro, Esteban Rossignoli, hizo lugar al pedido del fiscal Alejandro Guevara y ordenó la detención de Tomás Núñez Aboy, el joven que chocó y mató a la docente Silvia Cabrera en Vicente López, la madrugada del viernes último mientras participaba de una persecución en estado de ebriedad.

El hecho que en principio había sido caratulado como homicidio culposo, cambió su calificación a homicidio simple con dolo eventual, con lo que el acusado podría recibir hasta 25 años de cárcel.

Los otros dos implicados, Nicolás Laitano y Lucas Pechin, que conducían los vehículos que perseguían al de Núñez Aboy a más de 140 kilómetros por la avenida Maipú hasta el momento del impacto fatal, quedaron fuera de la decisión del juez y permanecerán en libertad.

Rossignoli considera prematuras sus detenciones y busca reunir más elementos de prueba para confirmar su grado de participación en el accidente, aunque no los desvinculó del hecho.

Conocida la orden que se libró sobre el conductor de la Suran, sus defensores pidieron la eximición de prisión, alegando que el Código Procesal expresa que no puede hacerse efectiva hasta que no esté firme su procesamiento.

De todas formas, el juez rechazó el pedido, y ahora los abogados de Núñez Aboy van a apelar la nueva carátula del hecho, que de por sí es inapelable.

En las imágenes, se ve cómo Núñez Aboy, a bordo de un Volkswagen Suran, roza al Toyota Corolla blanco que conducía Pechin en Márquez y Santa Fe, San Isidro, y se inicia una persecución en la que también participa el Honda Civic negro al mando de Laitano.

Según los testigos, iban a más de 140 km/h. Unas 60 cuadras más adelante, Núñez Aboy chocó por detrás a un Chevrolet Agile detenido en el semáforo de Maipú y Haedo, en la mano hacia Capital. Su conductora, Silvia Cabrera (57), murió de inmediato y la acompañante, Rosa Pedercino (57), sufrió heridas graves.

Núñez Aboy intentó huir a pie, mientras que los familiares de los otros conductores aseguran que éstos se quedaron en el lugar. Un test de alcoholemia demostró que los tres tenían valores de alcohol en sangre muy por encima del límite permitido de 0,50 gramos por litro. El principal implicado tenía 1,7 gramos, Laitano 1,6 y Pechin 1,7.

"Ellos estaban muy conscientes de lo que hacían, decidieron ir a altas velocidades, decidieron no respetar las leyes de tránsito, decidieron irse a la fuga, ¿dónde están los valores? La vida de mi hermana no me la devuelve nadie, pero demos un mensaje como sociedad", insiste Mariela Cabrera, hermana de la víctima, y exige una condena ejemplar.