Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La mitad de los chicos tiene bajo nivel en matemática y lengua
Resultado de las pruebas Aprender: los alumnos del último año de la secundaria. Hay mucha desigualdad entre regiones y tipos de escuela.
21 de marzo de 2017
El resultado fue peor de los esperado.

El Gobierno difundió los datos finales de las pruebas Aprender -tomadas en octubre a todos los alumnos de 6° grado y 5° o 6° año del país- y los resultados son aún peores de los que se conocían, especialmente en las áreas de matemática y lengua.

También muestran altos niveles de desigualdad, tanto por provincias como por nivel socioeconómico de las familias y tipo de gestión de las escuelas (públicas o privadas).

El 70,2% de los chicos que termina el secundario no llega a un nivel satisfactorio en matemática, apenas si pueden reconocer algunos conceptos y resolver problemas sencillos. Y el 41% está por debajo del nivel básico en esta materia: apenas si manejan las cuatro operaciones básicas (suma, resta, multiplicación y división).

En Lengua, la situación también es crítica: sólo el 53,6% de los estudiantes secundarios que terminan ese nivel alcanzan niveles de desempeño satisfactorios o avanzados. La otra mitad de los chicos tienen bastantes dificultades para comprender un texto de relativa complejidad.

Combinando matemática y lenguas, el 46,2% de los alumnos secundarios del último año está por debajo del nivel básico en ambas asignaturas.

“Los resultados son malos. En general, en el contexto la Argentina está cayendo en Latinoamérica. La situación se agrava en matemática, se agrava en el secundario y se agrava en la escuela estatal. Esa es la progresión que vemos y sobre la que tenemos que trabajar”, dijo a Clarín el ministro de Educación Esteban Bullrich.

En Ciencias Naturales y Sociales el panorama es un poco más alentador. El 53,6% de los estudiantes secundarios tiene un nivel satisfactorio en Naturales mientras que el 34% un nivel avanzado en Sociales. “El gobierno anterior había tenido una política de promoción de la ciencia, los datos muestran que cuando uno tiene políticas focalizadas las cosas mejoran. También se puso mucho énfasis en el estudio de la historia, de la política, y eso se ve en los resultados”, dice Bullrich.

El muy bajo desempeño en matemática y lengua es muy preocupante, sobre todo teniendo en cuenta que los chicos que terminan la secundaria (los que contestaron esta prueba) son aproximadamente la mitad de los que empiezan la escolaridad, los demás abandonan antes. Los resultados son consistentes con lo que ya venían mostrando otras evaluaciones nacionales e internacionales, como PISA o Terce (de la Unesco). Y es preocupante por la relevancia que tienen estos conocimientos para la obtención de puestos de trabajo de calidad.

En la primaria el panorama no es tan alarmante, aunque sí despierta preocupación. El 41,4% de los chicos de 6° grado está entre los niveles básicos y por debajo del básico en matemática; y en lengua está en el nivel básico y por debajo el 33,2% de los chicos. Los avanzados en matemática son apenas 2 de cada 10.

Los resultados de Aprender también reflejan las desigualdades que presenta el sistema educativo argentino. En la secundaria, por ejemplo, los estudiantes que alcanzan un nivel entre satisfactorio y avanzado en las escuelas privadas son el doble que en las públicas. Mientras que los que alcanzan un nivel básico o por debajo del básico son el doble en las públicas que en las privadas.

Otra desigualdad que ya se sabía, pero que los nuevos datos vuelven a confirmar: el entorno familiar determina en buena medida las trayectorias escolares de los chicos. Entre los alumnos de la primaria provenientes de los sectores altos, el porcentaje de estudiantes con desempeños más altos alcanza el 74%,, 24,8 puntos porcentuales más que los de nivel medios y 36,9 puntos por encima de los estudiantes de nivel bajo que alcanzaron estos logros.

El porcentaje de estudiantes con desempeño más bajos en el nivel socioeconómico más bajo es 35,3%, lo que representa 26.3 puntos porcentuales más que entre los estudiantes de nivel socioeconómico alto.

Las pruebas Aprender -que reemplazaron al Operativo Nacional de Evaluación (ONE) que se hacían durante el kirchnerismo- fueron muy cuestionadas en su momento por los gremios docentes.

A diferencia del ONE que era trianual y los resultados se conocían uno o dos años después, el actual gobierno se comprometió a hacer Aprender todos los años y devolver los resultados a los pocos meses de tomadas las pruebas. La de hoy es la primera presentación de los datos de la prueba, y el Gobierno eligió expresamente hacerlo en medio de un nuevo paro docente nacional de 48 horas.

A partir de abril, los informes empezarán a llegar a los colegios. "Cada escuela va a recibir un informe con diagnóstico y propuestas que hizo el Instituto de Formación Docente (Infod) para mejorar la práctica de enseñanza de acuerdo a las dificultades que tienen", explica Elena Duro, secretaria de Evaluación Educativa del Ministerio de Educación.

El objetivo de los funcionarios es mostrar que con Aprender ahora se dispone de un diagnóstico general de la educación argentina, algo así como cuando se informó el índice de pobreza o la inflación del Indec. A partir de ese diagnóstico buscarán avanzar con un nuevo proyecto de ley que contiene reformas pedagógicas de largo plazo y que hoy mismo será enviado por el presidente Macri al Congreso.

Para el ministro Bullrich el proyecto sería una segunda parte de la Ley de Financiamiento Educativo, sancionada en 2006: “Aquella ley tenía metas de financiamiento y metas educativas, las primeras fueron cumplidas, pero el resto no. Ahora, lo que proponemos en una ley que contemple un conjunto de metas pedagógicas de largo plazo, para que sean debatidas por toda la sociedad. A esta reforma la venimos trabajando con todos los ministros del país desde la primera vez que nos reunimos en el Consejo Federal de Purmamarca”.

Estas son algunas de las metas que plantea el proyecto de ley: - Alcanzar el 75% de los chicos en sala de 3 y de 4 en 2021 y el 100% en 2026.

- Llegar al 100% de los chicos en sala de 5 en 2019.

- Lograr que en diez años disminuya un 70% el abandono escolar en la secundaria y se reduzca en un 50% la repitencia.

- Lograr en el 2021 completar ciclos lectivos de 200 días.

- Lograr que, en 2026, el 100% de los alumnos de primaria y secundaria de gestión estatal vayan a escuela de jornada extendida.

- Lograr que, para 2021, el 80% de los alumnos obtenga resultados de Nivel 2 y más en las pruebas PISA en Comprensión Lectora y Ciencias, y que el 70% logre resultados de Nivel 2 y más en Matemática.

- Erradicar el analfabetismo de nuestro país en personas menores a los 65 años en el 2021

- Lograr la conectividad a Internet de banda ancha para el 100% de las escuelas primarias y secundarias estatales en 2021.