Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Hay 50 mil animales muertos por las lluvias en Corrientes
La mayor mortandad se da en terneros. En la provincia hay 2,5 millones de hectáreas anegadas, según la estimación de productores locales
22 de mayo de 2017
El norte de la provincia de Corrientes, se convirtió en un escenario dramático para los productores ganaderos. Según sus cálculos, murieron unos 50 mil animales debido a la inclemencia de las inundaciones. La provincia tiene 2,5 millones de hectáreas anegadas, en 11 departamentos. La parte más afectada es la del norte provincial, donde llovieron 1.000 mm en los últimos 25 días, cuando habitualmente en la zona caen 1.700 mm en todo el el año. Se calcula que en toda la región afectada hay 1,5 millones de cabezas bovinas.

Manuel García Olano, secretario de Agricultura de Corrientes, pudo sobrevolar la zona hace dos semanas y contó a Clarín que "el panorama es desolador. Hay muchísima hacienda muerta", dijo, porque los animales no tienen qué comer durante días y mueren. "El mayor porcentaje de mortandad se da en terneros, pero también hay ovinos, cerdos y aves". Se calculan unos $ 350 millones de pérdida. Aunque, según Olano, "las mayores pérdidas son productivas: pérdidas de peso en la hacienda, perdida de la preñez actual y seguramente de la próxima preñez también", dice.

"La mortandad total la vamos a saber cuando baje el agua. Pero va a ser altísima", alertó. "Y además, estimamos que aún cuando deje de llover, la situación va a ser peor porque en Corrientes, el pasto crece recién en la primavera, con lo cual, los animales que sobrevivan no van a tener pasturas para comer". La provincia tiene un rodeo de 5 millones de cabezas bovinas. Hay campos, en especial los de los pequeños productores, que están 100% inundados. Según Olano, se trata de un problema productivo pero también social. "Porque hay unos 8.000 productores que tienen menos de 200 cabezas. Es decir, son pequeños productores que hoy sólo tienen la opción de vender". Sin embargo, muchos se resisten a hacerlo y se limitan a recibir el alimento balanceado que les envía el gobierno provincial en canoas hasta donde están aislados.

Este fin de semana la situación empeoró porque se quebró un puente y la ruta entre Corrientes y Misiones directamente quedó cerrada.

En cuanto a las obras que se están haciendo para paliar la emergencia, Olano dijo que "se está trabajando con 20 excavadoras para ampliar la capacidad de drenaje del agua y también en la reconstrucción de algunos caminos". Sin embargo, queda pendiente como obras de infraestructura de fondo, un plan de drenaje más amplio para hacer que el agua drene hacia el norte y no hacia el suroeste, como ahora. Una obra que "implica adecuar las alcantarillas de la ruta 12", explicó el también productor del sur de la provincia. En la zona, el 90% de la actividad está dedicada a la ganadería. Pero también hay algo de horticultura. Las principales cosechas son de arroz, que en esta oportunidad ya había terminado. Y también de mandioca y zapallo, que registraron pérdidas del 100%. Esos productores están esperando que baje el agua para volver a sembrar. "Nuestra actividad es de riesgo, la naturaleza, a veces ayuda y, a veces, castiga", describe Olano.