Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de enero de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un custodio confirmó que Nisman le pidió un arma
Rubén Benítez dijo que el fiscal le hizo el pedido un día antes de encontrarlo muerto. También, declaró que Nisman le había dicho que agentes de inteligencia trabajaban en su seguridad
21 de noviembre de 2017
Rubén Benítez, uno de los cuatro custodios de Alberto Nisman que se encuentran acusados de incumplir sus deberes de funcionario público, confirmó hoy en la Justicia ante el juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano, que el fiscal le pidió que le compre un arma a su nombre un día antes de su fallecimiento.

Además, explicó que en una oportunidad le contó que gente de la "Secretaría" trabajaba en su seguridad, en referencia a agentes de inteligencia.

Fuentes judiciales aseguraron que Benítez explicó que no existía un protocolo de custodia sobre Nisman, ya que el fiscal decidía como se trabajaba. También, agregó que nunca tuvo entrenamiento como custodia y que su tarea consistía es trasladar al ex titular de la UFI AMIA donde lo pidiese. En algunas oportunidades llevó a las hijas del fiscal.

Con respecto al pedido del arma, el custodio confirmó que un día antes de que fuese encontrado muerto, el fiscal le preguntó si podía conseguirle un arma a su nombre, a lo que Benítez le contestó que no, pero que sí podía averiguar cómo debía hacerlo.

Según el oficial de la Policía Federal, Nisman pidió el arma para garantizar la seguridad de sus hijas, tal como declaró Diego Lagomarsino. El fiscal Taiano le preguntó si ese pedido no le llamó la atención y si no lo reportó con algún superior, pero respondió que no.

Benítez, quien fue custodio de Nisman por 15 años, contó que una vez el fiscal le mencionó que en la custodia arrancaría a trabajar alguien de la "Secretaría", en referencia a agentes del área de inteligencia del Estado, aunque no le dijo el nombre, ya que sólo recordaba su apodo.

Luego de Benítez, declaró Néstor Durán, otro de los custodios, dijo que sólo cumplía órdenes de Benítez y de Nisman. Durán fue quien subió con Lagomarsino al departamento de Nisman cuando le dio el arma, pero ratificó que no sabía que el perito informático la tenía.

El custodio contó que se enteró de la muerte de Alberto Nisman por un llamado de Benítez.

Mañana indagarán a los dos custodios faltantes, Armando Niz y Luis Mino, quienes cuidaron del fiscal del domingo.