Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
16 de octubre de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Docentes bonaerenses deberán tener título
A partir de este año los maestros que no lo posean deberán dejar su lugar a otros
27 de diciembre de 2017
Como casi siempre, los gremios se oponen a la medida, pero el Gobierno de María Eugenia Vidal parece decidido a hacer cumplir la norma según la cual para estar al frente de un aula los maestros deberán contar con un título.

Serán apartados de sus cargos quienes estén dando clases en las escuelas y no tengan título ni estén estudiando un profesorado en la actualidad.

Las autoridades afirman que, de este modo, están aplicando el estatuto docente, que en sus artículos 109 y 110 establece que el “personal docente” que trabaje en condición de provisional o suplente “cesará” si al finalizar el curso no cuenta con título habilitante. Y que así están defendiendo el derecho de los chicos “a recibir una educación de calidad”. Hay gran cantidad de casos de personas sin título que están ocupando cargos docentes “hace más de diez años”, debido a una excepción de 2004 que, ante la falta de docentes, lo había permitido.

Desde entonces, dicen, la excepción continuó y no se volvió a aplicar esos dos artículos del estatuto que prohíben ejercer sin título.

Los gremios docentes se oponen a la medida. Afirman que son unos 7.000 los “trabajadores de la educación” que se verían afectados, que la medida no fue consultada con ellos, ni comunicada oficialmente, y que “esconde un ajuste” en el sistema educativo de la provincia. “Hay trabajadores docentes que hace años que están en esta condición y es el mismo sistema educativo el que los está calificando año tras año. El sistema los reconoce. Nadie ingresa por ingresar”, dijo Silvia Almazán, secretaria general adjunta de Suteba, el gremio que más alzó la voz en contra de la medida oficial.

“Es solo para aquellos que estén dando clases sin ningún título, más allá de haber completado la secundaria. Los docentes aplauden la medida. Ahora hay muchos titulados que no tienen lugar en el sistema, porque hay otras personas sin título ocupándolo. No es justo que esto suceda, ni para los docentes ni para los chicos”, dijo Siciliano, que aseguró que no se perderá ningún puesto de trabajo. “El cargo está y lo vamos a pagar, solo que el docente ahora tendrá el título o estará capacitándose”, afirmó. La provincia de Buenos Aires tiene hoy más de 4 millones de alumnos y casi 300.000 docentes, en todos sus niveles. A la carrera docente hoy pueden ingresar tanto aquellas personas tituladas como los estudiantes de profesorados. Se arman listados de orden de mérito, en los que quedan mejor ubicados los que tienen título y luego los estudiantes, ponderados de acuerdo a la los años de estudio y porcentaje de materias cursadas.