Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de septiembre de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un polémico empresario, dueño del sanatorio donde murió Pérez Volpin
Se trata de Julio Fraoemi, quien experimentó un fuerte crecimiento en el sector salud en la última década. También tiene la prepaga Galeno y eel Instituto Dupuytrén, entre otros
10 de febrero de 2018
Mientras la Justicia sigue investigando qué pasó con la ex periodista y ex legisladora porteña Débora Pérez Volpin, muchas miradas apuntan a Julio Fraomeni, el empresario dueño de Galeno que tuvo un creicimiento exponencial de sus negocios durante el kirchnerismo.

Galeno se jacta de contar “con la mayor infraestructura sanatorial del país”.

“Nuestros Sanatorios de la Trinidad han recibido la calificación máxima otorgada por el ITAES (Instituto Técnico para la Acreditación de Establecimientos de la Salud). Esto significa que superan ampliamente las normas de calidad, infraestructura y tecnología necesarias para su correcto funcionamiento”, asegura el Grupo en su página web. Pero en el sistema sanitario circulan versiones controversiales sobre cómo Fraomeni intenta ahorrar gastos en personal.

Esos elementos deberán ser considerados por la investigación judicial que lleva adelante el juez Gabriel Ghirlanda Ciudad, del Juzgado Criminal y Correccional Nro. 57. La causa lleva como carátula “homicidio culposo”.

En un primer momento, la atención se había puesto sobre la anestesista. Sin embargo, la autopsia habría revelado que el cuerpo de la periodista tenía perforaciones en el esófago y en el estómago, tal vez producto de mala praxis durante la endoscopia.

Fraomeni incurcionó recientemente en el sistema financiero al adquirir, a través del Grupo Galeno, a la empresa Compañía Financiera Argentina S.A. (Efectivo Sí) y de Cobranzas & Servicios (hasta ahora propiedad de Banco Galicia), a Galeno Capital.

En 2011, Galeno pagó $230 millones para quedarse con Consolidar ART y así incursionar en el negocio de los seguros. Más recientemente, también sumó los activos locales de la española Mapfre.

Hoy el negocio de seguros genera ingresos en torno a los $7.000 millones cada 12 meses, con una tasa de rentabilidad superior al 4% versus el 3% que deja de ganancia la operación de la prepaga, con ingresos por $8.000 millones.