Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de octubre de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Proponen pasar colectivos a gas para bajar la contaminación
Si se cambia el sistema de combustible de los 15 mil colectivos a biogás se podría sacar casi toda la emisión de CO2 en la Ciudad, dicen expertos
12 de octubre de 2018
En la Ciudad de Buenos Aires circulan unos 15 mil colectivos diarios que producen unas 1.700 millones toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año, por lo que traspasarlos a gas será una de las claves para reducir la contaminación y también los costos.

El dato fue difundido hoy en el marco del Primer Foro de Transporte Público Sustentable organizado por Scania Argentina, ante unos 250 participantes en el auditorio del Gobierno de la Ciudad.

"En la Ciudad hay 15 mil ´buses´ circulando, que recorren unos 250 km por día, en general son de tecnología Euro3. Si los transformásemos a gas, además del impacto económico favorable en el costo de operación, hablamos de una reducción de costos de entre 15 y 20 por ciento, y para el medioambiente habría un claro beneficio", destacó en el encuentro el director General de Scania Argentina, Andrés Leonard.

Explicó que "si se cambian esos 15 mil colectivos a biogás podríamos sacar casi toda la emisión de CO2" en la Ciudad.

Además, dijo que también permitiría achicar la contaminación sonora: "La legislación nacional estipula un máximo de 80 decibeles, mientras los vehículos a gas emiten solo 74", precisó.

Para 2025, Leonard anunció que el objetivo es que "el 50% de los vehículos producidos sean de energías limpias, y para 2050 que el 100% de los productos que Scania fabrique estén preparados para trabajar con un combustible alternativo", en el marco del Primer Foro de Transporte Público Sustentable.

En el panel "El transporte público en las ciudades del futuro", el especialista Nicolás Estupiñan, coordinador de transporte urbano del banco de desarrollo de Latinoamérica CAF, sostuvo que" "hay consenso acerca de que el transporte del futuro va a ser compartido, eléctrico y quizá autónomo, como una forma de llegar a la equidad, eficiencia y sustentabilidad".

"La distribución del espacio vial no es justa, equitativa ni eficiente, porque el 68% de los ciudadanos de Latinoamérica se mueve en apenas 2% del espacio público y las soluciones de movilidad tienen que hacer este espacio más eficiente y hacer de eso una asignación más justa", sostuvo el experto.

En cuanto al acceso, Estupiñan citó el ejemplo de Estonia, donde se paga una tarifa anual y se puede usar todo el transporte los 365 días al año, un sistema con buses eléctricos compartido, limpio y autónomo.

Por su parte, Omar Quiroga, director del Centro sobre Ciudades inteligentes de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, dijo "para 2030, más del 60% de las personas vivirá en ciudades y trepará al 80% en 2050".

"Buenos Aires es la primera ciudad en el ranking latinoamericano de casos exitosos en movilidad y transporte que elabora la Universidad de Navarra", destacó.

Ese ranking pone a Nueva York, París y Londres en el tope mundial, porque tienen planificación, y un sistema de subterráneos y buses sustentables y eficientes, explicó Quiroga.

Kristtian Rada, líder del programa de Ciudades y Gobiernos de la Corporación Financiera Internacional (IFC), advirtió que el futuro del transporte sustentable tiene que estar impulsado no solo por las ciudades, sino por el sector privado.

"En Latinoamérica no se ve al privado como a un socio. Desde el IFC vemos que el transporte va a ser la llave del cambio en las ciudades. Buenos Aires es una urbe que está haciendo muy bien las cosas. Al 2050 el 80% de la gente vivirá en ciudades, que hoy generan el 70% de las emisiones de dióxido de carbono", señaló.

Por eso, dijo que para el transporte del futuro el gas es "una de las posibles soluciones que garantiza menos emisiones y un mejor costo operativo".

En tanto, Paula Bisiau, subsecretaria de Movilidad Sustentable y Segura de la Ciudad de Buenos Aires, abordó el tema del transporte desde una mirada de género.

"El 53% de los viajes que hacen las mujeres es por trabajo y el resto por otras tareas o para llevar a los chicos. La mujer gasta más tiempo y dinero en viajar. Pero sufren acoso en el transporte o en la calle y la infraestructura es fundamental para revertir eso", alertó.

La funcionaria explicó que en las ciclovías, la presencia de mujeres creció de 7,2% en 2009 a 21,3% en 2017, y destacó la instalación de cámaras en colectivos para mayor seguridad y control.