Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
12 de diciembre de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El submarino ARA San Juan implosionó cerca del fondo del mar
La nave no pudo aguantar la presión del agua a más de 800 metros de profundidad. Creen que será imposible rescatar restos de la embarcación
17 de noviembre de 2018
El ARA San Juan implosionó antes de llegar a fondos del mar, por la enorme presión del agua a entre 800 y 900 metros de profundidad.

Esa es la principal hipótesis que maneja el Ministerio de Defensa tras el hallazgo de los restos de la nave desaparecido hace un año.

Sobre la posibilidad de rescatar los restos, el jefe de la Armada, vicealmirante Jose Luis Villán, fue pesimista: "Hay dos limites que exceden nuestro conocimiento. El primero es legal, la jueza tiene que decir cuándo se pueden remover las dos partes del submarino halladas. El segundo es el límite de la técnica”, ya que una operación de 907 metros de profundidad sería muy riesgosa.

El exvocero de la Armada y actual agregado naval en Estados Unidos, capitán Enrique Balbi, dijo que el informe entregado por la compañía Ocean Infinity indica que la nave "podría haber implosionado, colapsado muy cerca del fondo, porque el desprendimiento de escombros es muy acotado" en el área donde se encontró. Incluso, Balbi detalló que el casco de la nave "no está partido, sí abollado hacia su interior, por la presión externa”.

Y agregó: “Cuando hablamos de implosionado y colapso, es porque la presión de agua supera la resistencia del material del submarino”.

"El submarino fue encontrado a poco más de 907 metros de profundidad, sus partes están en un área de 80 por 100 metros y la ubicación está muy cerca de la anomalía acústica. Toda la Marina buscó en esa área pero no lo pudimos encontrar por la ausencia de tecnología”, justificó, por su parte, el titular de la Armada, vicealmirante José Luis Villán. Los restos de la embarcación, desaparecido junto a sus 44 tripulantes desde el 15 de noviembre de 2017, fueron localizados en la noche de este viernes sobre el lecho marino a unos 907 metros de profundidad en el Atlántico Sur.

La localización del submarino fue realizada por el buque Seabed Constructor, que desde el 6 de septiembre estaba al frente de las operaciones de búsqueda en la zona en la que el submarino perdió contacto, aproximadamente a 250 millas náuticas (460 kilómetros) al este del Golfo chubutense de San Jorge. “La Armada misma había definido que esa era él área de mayor probabilidad. Pero la empresa tenia toda la libertad para denigrar sus áreas de prioridad. Finalmente la misma área 1 para nosotros era él área 1 de ellos”, acotó Balbi.