Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Habría espectacular revelación sobre el crimen de "Norita"
Los investigadores anunciarían que las sospechas recaen sobre una persona de su círculo más íntimo. Habría aparecido su ADN en el lazo de la bata
3 de junio de 2007
Los investigadores del asesinato de Nora Dalmasso anunciarían en los próximos días los resultados del ADN encontrado en la escena del crimen, que pertenecería a alguien cercano a la mujer y sería la persona autora del hecho.

De esta manera se habría dado un paso muy importante en el esclarecimiento del hecho, ocurrido en el barrio Villa Golf de Río Cuarto, y el fiscal Javier Di Santo podría entonces ordenar una rápida detención.

El material genético habría sido levantado de restos de piel dejados por el asesino en el lazo de la bata con el que fue ahorcada la víctima.

Estos datos permitirían esclarecer el asesinato, ya que -según los pesquisa- sería muy difícil que en el lazo de tela de toalla haya piel de otra persona que no sea el asesino.

Hasta el momento se confirmó que esa piel pertenece a una persona de sexo masculino cercana a la víctima, por lo que los encargados de la investigación ya pusieron bajo la lupa a todo el entorno íntimo de Nora Dalmasso, desde amigos, presuntos amantes y
vecinos, hasta su propio hijo Facundo Macarrón.

Dalmasso fue encontrada muerta el 26 de noviembre de 2006 en su casa del barrio Villa Golf, en la ciudad cordobesa de Río Cuarto, después de haber mantenido relaciones sexuales con violencia.

Sin embargo, el único signo de violencia que se detectaba a simple vista era el lazo de su bata de toalla anudado alrededor del cuello.

El día del crimen, el marido de la víctima, Marcelo Macarrón, estaba en Punta del Este participando de un torneo de golf, su hija estaba en el exterior, y su hijo, de 19 años, declaró que por aquellas horas estaba en la ciudad de Córdoba.

Un primer informe del Ceprocor -el centro de genética cordobés- reveló que nada podría sacarse en claro de las muestras de semana y vello púbico extraídas de la escena del crimen.

Entonces se enviaron muestras al FBI.

Mientras tanto se decidió enviar a los laboratorios más elementos para ser peritados, entre ellos el lazo con el que fue ahorcada la víctima, de donde se pudo extraer el ADN.

En el marco de la causa, el 8 de febrero pasado un pintor que había trabajado en la casa de Dalmasso, Gastón Zárate, fue detenido, acusado de haber entrado a la casa por la fuerza para violar a la mujer, pero esto desató una manifestación popular y
Zárate terminó liberado a las 24 horas.

Hasta la semana pasada, la causa parecía estancada, pero el fiscal Di Santo anunció que se había encontrado un ADN positivo.

Lo que no es seguro es que pueda establecerse el ADN de la persona que tuvo relaciones con Dalmasso antes de su muerte, y es posible además que no se trate de la persona que la mató.