Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
13 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Investigan a una curiosa pareja por crimen de Maddie
La investigación por el secuestro de la niña británica apunta contra dos personas detenidas en España que tendrían relación con el tráfico de niños. Los detalles
30 de junio de 2007
La desaparición de la niña británica Madeleine McCann puede dar un giro inesperado.

Investigan a una pareja con un curioso prontuario.

El italiano Danielo Chemello, de 61 años, y su compañera, de 54 años, Aurora Pereira Vaz, de origen portugués, llamaron hace tres años la atención de la policía por el elevado número de niños que pasaron por su casa en la Costa Azul francesa, informa hoy el diario The Times.

Las autoridades galas sospechan igualmente que la pareja se ha dedicado también a la venta internacional de esperma y óvulos en colaboración con personas y laboratorios de otros países.

El ciudadano italiano fue trasladado hoy a la Audiencia Nacional de Madrid, informaron fuentes policiales. Y la mujer portuguesa que fue detenida junto a Chemello en la urbanización Sotogrande, en la provincia de Cádiz, fue puesta a disposición de un juez de Andalucía.

La Audiencia Nacional, con sede en Madrid, es el tribunal español que juzga los delitos de especial relevancia. El traslado del ciudadano italiano a este tribunal está relacionado con la orden internacional de busca y captura dictada contra él por un juez francés.

Chemello y Pereira, que han vivido en Italia y Francia, se trasladaron hace dos meses, según se cree, a la urbanización gaditana de Sotogrande. Ambos estuvieron encarcelados dieciocho meses en Francia en el 2004 por haber abusado de su hija de cinco años, informa The Times.

Según el diario británico, Pereira está siendo investigada en Francia por haber mentido en torno a la maternidad biológica de otra niña. Los dos detenidos, que han pasado a disposición del juzgado de San Roque (Cádiz), están acusados de intentar cobrar la recompensa que ofrecen los padres de Madeleine McCann a los que den alguna pista sobre su paradero.

La policía española, que llevaba vigilándolos desde el sábado, decidió detenerlos el miércoles tras descubrir que pesaba contra Chemello una orden internacional de detención. Los agentes encontraron en su domicilio numerosos artículos de prensa y fotografías de la pequeña desaparecida en un ordenador, así como de dos niños, de 7 y 5 años.

La policía trata de establecer ahora si la pareja está realmente implicada en el secuestro de la pequeña o simplemente quería cobrar la recompensa por dar alguna pista sobre Madeleine.

El fiscal francés llamado Christian Girard, de la localidad de Draguignan, sur de Francia, reveló a The Times que los vecinos de la pareja alertaron en el 2004 a la policía del hecho de que por su casa en la Costa Azul francesa pasaban continuamente niños.