Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de octubre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Estalló la guerra: Coca-Cola acusó a Danone de difamar su marca Dasani
Presentó una demanda ante la Justicia por enviar mails engañosos. Se basa en el testimonio de un publicitario arrepentido. La firma francesa negó la imputación
13 de julio de 2007
La multinacional Coca-Cola querelló penalmente por competencia desleal a dos directivos de Aguas Danone de Argentina y a uno de su agencia de publicidad, Euro RSCG Buenos Aires.

La denuncia penal de la mayor empresa internacional de refrescos contra uno de sus principales competidores mundiales se originó en la información falsa que viaja por el ciberespacio mediante una cadena de mails.

Un arrepentido ex empleado de la empresa publicitaria declaró ante escribano público cómo supuestamente Danone y Euro diseñaron y pusieron en marcha una cadena de mails en los que se afirma que Dasani, la principal marca de agua de Coca-Cola, sólo es agua de la canilla y que tiene altos niveles de bromato, una sustancia cancerígena.

En la jerga publicitaria, ese tipo de estrategia se conoce como marketing viral, en referencia a la manera en la que se difunden los virus informáticos.

El mensaje, que comenzó a circular en noviembre de 2005, se difundió rápidamente en los países hispanohablantes.

Para comprobarlo basta con poner "Dasani + cáncer" en Google para que ese buscador permita acceder a 68.900 páginas en las que esas palabras se mencionan juntas.

La propagación del mensaje habría sido la causa de que las ventas de Dasani, una marca presente en casi todo el mundo con excepción de Europa, nunca crecieran en América del Sur a pesar de la inversión publicitaria de Coca-Cola.

En diciembre de 2006, la multinacional de bebidas colas había publicado una solicitada en la que sostenía la falsedad de los mails.

Ese mismo mes, también recibió una denuncia por envenenamiento de la población, que se tramita en la Justicia. Para demostrar la veracidad de su versión, Coca-Cola presentó en aquella ocasión estudios de laboratorio que confirman la aptitud de sus aguas.

"Quisieron matar una marca antes de que naciera y eso no es una práctica de una industria sana. Se le metieron temores y miedos al consumidor, al que hicieron tomar decisiones con información falsa", afirmó Francisco Crespo, presidente de la División Sur de Coca-Cola.

En un escueto comunicado difundido en la noche de este jueves, Danone -una empresa de origen francés- rechazó "categóricamente dichas imputaciones, ratificando el más absoluto respeto y transparencia en sus prácticas comerciales".

Fuentes vinculadas con esta compañía dijeron que no habrá más comentarios hasta conocer en profundidad el contenido de la querella. Por su parte, Euro RSCG no hizo comentarios.

En un video al que tuvo acceso LA NACION, el supuesto arrepentido relata lo siguiente: "Me convocaron los responsables de la agencia [Euro RSCG]; yo me dedico a marketing interactivo. Vino gente de Ser y Villa del Sur [marcas de Danone] con la intención de hacer una acción. Me brifea, como decimos nosotros, para desarrollar una serie de mails sin una fuente reconocible, de esos que mandan amigos preocupados por algo. Me siento y escribo una serie de mails... que Dasani había tenido problemas con el lanzamiento, que era agua de la canilla y que en Inglaterra había sido retirada del mercado por contener sustancias cancerígenas. [ ] Después agregaron un error de ortografía para darle un aspecto más natural al mensaje. Hicimos el documento final y se lo enviamos a la gente de Danone. Luego lo que se hace es generar casillas nuevas, enviar a partir de ahí a bases de datos, direcciones personales, medios de comunicación, organizaciones de consumidores... Y a partir de ahí se desata el marketing viral: mandás a diez personas y ellos lo envían a otros y después perdés el control".

Ese es el principal testimonio presentado por Coca-Cola para sostener su denuncia, radicada en el juzgado en lo Correccional N° 2, que funciona en Lavalle 1662.

Allí habrá este viernes una audiencia de ratificación que confirmará la acusación por publicidad engañosa, tipificada en el artículo 159 del Código Penal.

Según información de Coca-Cola, uno de cada tres consumidores conoce los rumores, y de ellos el 60% lo considera verdadero.

Según la consultora Nielsen, Danone tiene actualmente el 53% del mercado de aguas comunes (con las marcas Villavicencio, Villa del Sur y Ser) y el 66% del de aguas saborizadas (con Ser y Villa del Sur).

En tanto, Coca-Cola, con sus marcas Kin, Cepita y Dasani, tiene el 2,3 y el 5,8%, respectivamente.