Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de octubre de 2014
Seguinos en
Advierten por serias secuelas de las cirugías de restauración vaginal
Los médicos recomendaron evitar estos procedimientos que, sólo en Estados Unidos, generaron un movimiento de U$ 2,3 millones. Conozca aquí los riesgos
4 de septiembre de 2007
Las cirugías de "vagina de diseñador", que cuestan hasta US$ 5.500 por aumentar el punto G y restaurar la virginidad, deberían estar prohibidas por ser arriesgadas e ineficaces, dijeron ginecólogos y cirujanos.

Los riesgos incluyen pérdida de sensibilidad en los genitales, infección y dolor por cicatrices permanentes. Una mejor alternativa que la cirugía es Kegel, una serie de ejercicios para los músculos de la base de la pelvis.

Los procedimientos quirúrgicos, promovidos por cirujanos plásticos como una manera de aumentar el placer sexual, pueden incluir la inyección de colágeno en la pared vaginal, lo que altera los labios externos del órgano, o la restauración del himen.

El American College of Obstetricians and Gynecologists se opuso a los procedimientos. El año pasado, las mujeres estadounidenses gastaron US$ 2,3 millones en procedimientos cosméticos vaginales y el número de este tipo de cirugías aumentó 30%, a 1.030, según la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos, que también se opone a las cirugías.

Los dos grupos dicen que la operación es una mala solución a los problemas de imagen corporal y disfunción sexual. "Es como hacerse liposucción en lugar de ir al gimnasio", dijo Gail Wyatt, terapista sexual y psicóloga clínica de la Universidad de California.