Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
13 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Una multitud marchó en Córdoba para denunciar fraude
Unas 20 mil personas respondieron a la convocatoria de Luis Juez. En paralelo, Schiaretti convocó a otra manifestación en Alta Gracia. Crece la tensión
6 de septiembre de 2007
Cerca de 20 mil personas confluyeron hoy frente a la sede del Correo Argentino en la
capital cordobesa para apoyar el reclamo del intendente Luis Juez, mientras el gobernador electo, Juan Schiaretti, encabezó un acto en la ciudad de Alta Gracia, donde advirtió que no se dejará "robar" la elección ganada "en las urnas".

Los manifestantes capitalinos reclamaron "que se abran las urnas" para recontar los votos de la elección del domingo último.

Momentos de confusión ocasionó la llegada de Juez a la sede del Correo Argentino, hecho que provocó amontonamientos y algunos empujones entre los vecinos que intentaron llegar hasta el titular del Frente Cívico y Social.

Juez, quien llegó acompañado de su hija Milagros, de 6 años, debió retirarse del lugar rápidamente, debido a que la pequeña comenzó a llorar, asustada por la situación.

Con las manos pintadas de blanco, pancartas pidiendo el recuento voto a voto y un camión que transportaba una gigante urna alegórica, numerosos vecinos y familias de la capital provincial se unieron para apoyar el reclamo juecista bajo el lema "Manos
Abiertas".

La marcha comenzó en la intersección de la Cañada y Colón, y concluyó cuatro cuadras más adelante, frente al Correo Argentino, donde se realizó el domingo el cuestionado escrutinio provisorio de la elección.

Por su parte, en Alta Gracia, Schiaretti y su vice electo, Héctor "Pichi" Campana, encabezaron una caravana de automóviles, que era acompañada por otros 24 encuentros simultáneos en distintas ciudades del interior en defensa de la ajustada victoria
del domingo último.

"No nos van a robar lo que ganamos en las urnas", exclamó el mandatario electo, quien destacó además que en "el interior profundo de Córdoba -donde se forjó su triunfo- un voto vale lo mismo que en las grandes ciudades".

Según Schiaretti, acompañaban las 25 marchas en el interior provincial "más de 45 mil personas".