Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La escultura que muestra "muerto" al príncipe Harry
Causó revuelo porque aparece tendido en el piso, con el uniforme del Ejército y la cabeza sobre una Biblia. Su arma está en la pistolera y un buitre lo sobrevuela
5 de octubre de 2007
Enojo y estupor provocó en Gran Bretaña una escultura que muestra a un príncipe Harry de Inglaterra "muerto" vestido con uniforme del Ejército está causando un enorme revuelo en Gran Bretaña.

Familiares de soldados caídos en Irak están indignados por esta obra, realizada por el escultor estadounidense Daniel Edwards, informó este viernes el diario sensacionalista "The Sun".

"Es enfermizo. Pienso que es absolutamente espantoso", cita el diario a Carol Jones, de 62 años, cuyo hijo murió a los 31 años en Irak. Según el "Sun", Edwards señaló que la escultura, que se expondrá en Londres próximamente, está dedicada a todos aquellos a los que les hubiera gustado servir en Irak como soldados pero no lo pudieron hacer.

Al príncipe Harry, que es teniente en un regimiento de elite, la jefatura del Ejército le prohibió viajar a Irak con su unidad, porque en su calidad de tercero en la línea de sucesión al trono habría sido muy peligroso. Además, el príncipe no sólo habría atraído ataques hacia su persona, sino también hacia sus compañeros, se argumentó.

La escultura muestra a un soldado parecido al príncipe, recostado de espaldas, con la cabeza sobre una Biblia delante de una bandera británica. Su arma está en la pistolera. Y un buitre sobrevuela el cadáver. "La escultura no sólo es de mal gusto, sino que además es un muy mal servicio a todos aquellos hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas que dieron su vida en la Guerra de Irak", sostuvo Robert Lee de la Royal British Legion, que se ocupa de los veteranos y de la memoria de los caídos.

El escultor Edwards ya causó revuelo en el pasado con otras esculturas de famosos. Entre otros, creó una estatua en tamaño real de Britney Spears dando a luz. Con una escultura del cadáver desnudo de Paris Hilton quiso advertir a los adolescentes estadounidenses de las consecuencias de abusar del alcohol. También una figura de Fidel Castro en su lecho de muerte causó polémica.