Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
41 muertos en España
Fue por un terrible accidente ocurrido en el metro de Valencia. Hubo 39 heridos en uno de los accidentes de subte más graves de la historia
3 de julio de 2006
Un total de 41 personas murieron y 39 sufrieron heridas este lunes en Valencia, en el descarrilamiento de un metro, que sería accidental, a escasos días de la llegada a esa ciudad del papa Benedicto XVI, indicó el concejal de Seguridad municipal, Mikel Domínguez.

"41 personas murieron, entre ellas el conductor y la revisora", dijo Domínguez a la AFP en el lugar del accidente, a la altura de la estación de Jesús. En las inmediaciones comenzaron hacia la medianoche las obras de perforación para subir los vagones de metro que volcaron sobre las vías.

"En principio no quedan más muertos" entre los escombros", añadió.

Los 41 cuerpos sin vida fueron trasladados al instituto médico forense del Palacio de Justicia de Valencia, donde los familiares fueron recibidos con la mayor discreción.

Este ha sido uno de los accidentes de metro con más víctimas mortales de los últimos 50 años en todo el mundo.

El papa Benedicto XVI, cuya presencia se espera el sábado en Valencia para clausurar el V Encuentro Mundial de la Familia, "fue informado de inmediato" del dramático accidente y "ha rezado por las víctimas", dijo el portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, de visita oficial en la India, fue informado de la situación en Valencia e interrumpió su viaje para dirigirse a la capital valenciana, se supo de fuentes gubernamentales.

La pista de un posible atentado "está completamente descartada", dijo a la AFP un portavoz del ministerio del Interior, mientras que el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Antoni Bernabé, confirmó que el siniestro no ha sido intencionado y que se están investigando las causas que han provocado el accidente del convoy.

"Parece que fue un accidente y aparentemente producido por un exceso de velocidad y la rotura de una rueda del metro", relató el subdelegado del Gobierno.

El descarrilamiento se produjo a las 13H00 locales (11H00 GMT) en la línea 1 de los Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), que ya sufrió un accidente en septiembre del 2005 en la localidad de Picanya (Valencia), con un saldo de un herido grave y 34 heridos de diversa consideración.

Mientras los servicios de emergencia continuaban sus trabajos para extraer los cuerpos de entre el amasijo de hierros en que quedó reducido el vagón por la violencia del choque, los cuerpos iban siendo trasladados a medida que eran recuperados hacia el instituto médico-legal de la ciudad para poder ser identificados.

La rama del metro donde descarriló el vagón había sido revisada el 27 de junio pasado, informó el gobierno regional de Valencia.

Este tipo de vagones, "puestos en circulación en 1989 y 1990", son "revisados y puestos a punto regularmente, cada 15, 30, 90 y 180 días y en el caso de esta unidad, la última revisión se practicó el 27 de junio", indicó en el comunicado la Generalitat.

Los vagones afectados se retirarán "esta noche para comenzar a determinar las causas del accidente", informó el gobierno valenciano.

Consultado por la AFP en París, el grupo industrial francés Alstom dijo que la línea uno del metro de Valencia, donde se produjo el accidente, fue construida por la sociedad española CAF.

Según el grupo francés, el material utilizado para esta línea fue producido por otra sociedad española, Macosa, que Alstom compró en 1990.

Sin embargo, Alstom dijo que no se ocupaba del mantenimiento de este material. Contactada por la AFP, la CAF indicó que no estaba en condiciones la tarde del lunes de informar si estaba encargada del mantenimiento de esos vagones.

Fue un pasajero que viajaba dentro del vagón el que alertó al centro de coordinación de urgencias a las 13H03 locales (11H03 GMT).

"Hubo un choque, ruidos extraños y luego ya no se oía nada", relató un viajero del cuarto vagón, que pudo salir por la ventana cuando los bomberos llegaban al tren que se encontraba empotrado en el túnel.