Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Dodi compró un anillo de compromiso el día del accidente
Hay más elementos que probarían la teoría del complot. Un joyero asegura haberle vendido al amante de Lady Di una sortija y que lo presionaron para que no declare
9 de octubre de 2007
La investigación judicial por la muerte de la princesa Diana junto a su amante, Dodi Al Fayed, avanza en la controversia y con testigos que no quieren declarar o confiesan que han sido presionados para cambiar su testimonio por la Policía británica.

Los once miembros del jurado británico y el juez "coroner" Lord Scott Baker llegaron ayer a París en un avión privado para visitar, durante 48 horas, los lugares que recorrieron la princesa y su novio hasta que se incrustaron en el pilar numero 13 del túnel del Alma.

Cuando los once británicos del jurado -elegidos a partir del registro electoral- llegaban en dos ómnibus blancos con las cortinas bajas para no ser identificados al túnel del Alma, el joyero italiano Alberto Reposi denunciaba que Scotland Yard le había sugerido cambiar su testimonio sobre la existencia de un anillo de compromiso, que Dodi Fayed le había encargado para entregárselo a Diana la noche en que murió.

Reposi, un joyero con una carísima boutique en la plaza Vendome y otra en Montecarlo y Milán, será un testigo fundamental en la investigación judicial. Su versión puede desmentir o ratificar la conspirativa teoría de Mohamed Al Fayed, el padre de Dodi, que asegura que su hijo y la princesa fueron asesinados por orden del marido de la reina, el príncipe Felipe de Edimburgo, por los servicios secretos del MI5 y MI6 porque la pareja iba a comprometerse y ella esperaba un hijo musulmán de Dodi.

Reposi relató al diario italiano La Stampa que él fue "intimidado por los detectives británicos" cuando debió declarar en la investigación oficial para que dijera que no era un anillo de compromiso la famosa sortija de cinco diamantes de 130 libras esterlinas. Ahora, el joyero dijo que la princesa Diana eligió el anillo de la colección "Dis moi oui" (Decime que Sí) en su joyería de Montecarlo, al principio de agosto de 1997, durante el famoso crucero de la pareja en el Mediterráneo. Dodi recogió el anillo, a la tarde del día del accidente, en la boutique de París, al lado del hotel Ritz, donde él estaba alojado con Lady Di. Estuvo allí 7 minutos y medio y su presencia también desmiente testimonios de sus guardaespaldas. Si esa visita estaba discutida, ya no puede cuestionarse: está registrada en las cámaras de seguridad que difundió el juez británico.

"Yo le di a Scotland Yard la actual copia del recibo que le entregamos a la secretaria de Dodi donde estaba claramente escrito "anillo de compromiso". Yo debo ser el único testigo de las intenciones de Dodi de comprometerse con Diana", dijo Reposi. El también denunció que el cuarto cassete donde se había reproducido su testimonio sobre el anillo estaba mudo, "como si hubiese sido borrado".

Reposi relató a La Stampa que los detectives británicos le pidieron que cambiara su testimonio para que no apareciera que Diana y Dodi planeaban casarse. "Ellos me dijeron: "Será mejor para su reputación si usted cambia su versión de los hechos", según el joyero.