Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
7 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Diluvio con granizo en Buenos Aires
Durante más de una hora el cielo "se vino abajo" y sorprendió a muchos oficinistas que habían salido a almorzar. Trastornos en el tránsito y algunas zonas inundadas
25 de octubre de 2007
Una lluvia torrencial cayó hoy durante poco más de dos horas sobre la Capital Federal y el conurbano bonaerense, y trajo consigo no sólo algo de granizo en la zona norte, sino que causó inconvenientes en el tránsito y algunos servicios y generó un brusco descenso de la temperatura.

La caída de "piedras", que por momentos hizo temer que se repitiera la gran granizada de julio de 2006, se desató poco antes de las 14:00, y afectó los barrios de Núñez y Saavedra, y las localidades bonaerenses de San Isidro y Garín.

Mientras tanto, en el resto de la Capital Federal una lluvia torrencial ocasionaba distintos trastornos, como un corte de luz para 200 usuarios en Colegiales, inundaciones en la avenida del Libertador a la altura del centro, y anegamientos en la zona de Vicente López.

Además, durante algunas horas se registraron problemas con el subte en la Línea D, donde los coches no se detenían en la estación Scalabrini Ortíz.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) admitieron que la tormenta se adelantó algunas horas con respecto a las previsiones, pero de todos modos anticiparon que su intensidad mermaría con el correr de la tarde.

La tormenta, según explicó el pronosticador del SMN Eduardo Piacentini, se desplazó hacia el noreste y comenzó a afectar a las provincias litoraleñas, luego de abandonar la zona de la Capital Federal.

De todos modos, las lluvias y lloviznas persistirán este viernes durante la mañana, aunque con el correr del día el clima iría mejorando paulatinamente, eso sí con temperaturas más frescas que las de los últimos días.

El sábado podrían regresar las lluvias durante la mañana, mientras que para el domingo de las elecciones generales, se prevé buen climna en el área metropolitana.

Lo curioso es que mientras los porteños huían de la intensidad de la lluvia, en Córdoba el calor ascendía a los 35 grados y agobiaban a los locales por primera vez en el año.

La situación se invertirá hacia el domingo: mientras en Capital Federal estará agradable, habrá precipitaciones en la zona de las sierras cordobesas y la región puntana, mientras que la Patagonia sufrirá vientos intensos.