Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Las prepagas aumentarán un 24% antes de fin de año
Las empresas ya tienen la aprobación del Gobierno. Se lo comunicarán a sus afiliados en los próximos días. Habría un nuevo sistema de copagos con topes
1 de noviembre de 2007
Un millón de clientes individuales de las empresas de medicina prepaga sufrirá un aumento de entre el 23 y el 24% en las cuotas de sus planes, en los primeros días de diciembre o, a más tardar, en enero.

Las firmas del sector buscan cerrar antes del próximo lunes un acuerdo con el sindicato de sanidad, que les dejaría el camino allanado para anunciar un nuevo incremento en las cuotas.

El objetivo de las firmas es que el aumento comience a aplicarse en la cuota de diciembre y, para lograrlo, están dispuestas a retrasar por una semana el envío de las facturas correspondientes a ese mes, ya que por ley están obligadas a comunicar cualquier incremento con por lo menos 30 días de anticipación.

"La idea es tener cerrado el acuerdo con el gremio para el viernes [por mañana] o el lunes próximo, con lo que retrasaríamos unos días el cobro de la cuota de diciembre de manera de cumplir con los treinta días de comunicación anticipada", explicó ayer Claudio Belocopitt, vicepresidente de la Cámara de Instituciones Médico-Asistenciales (Cimara) y dueño del grupo Swiss Medical.

Belocopitt comentó que el aumento ya fue comunicado al Gobierno y señaló que el superintendente de Servicios de Salud, Héctor Capaccioli, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, ya estaban al tanto de la decisión de las empresas.

A cambio de esta virtual autorización, las prepagas se comprometieron a crear una nueva categoría de planes que trabajaría conforme al concepto de copagos -el sistema mediante el cual los afiliados pagan un extra por cada servicio o prestación utilizada-, pero con un tope en los pagos por internación.

La idea -reconocen las empresas- es trabajar con un concepto similar a las franquicias de los seguros, en las que los clientes se hacen cargo de un monto inicial y después se fija un tope a partir del cual cualquier desembolso extra corre por cuenta de la empresa.

En este caso, el tope se fijaría en $ 1000, con lo cual ante una eventual internación el cliente correría con el pago de los primeros diez días de internación (a razón de $ 100 por día) y a partir del día 11 se haría cargo la prepaga. El nuevo plan de copagos con tope igualmente implicaría un aumento inicial de entre el 18 y el 20% en relación con los planes de copago que rigen hoy.