Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
9 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Passarella casi a los golpes
El entrenador de River se mostró muy enojado con un dirigente del club, luego del partido ante Defensor por la Copa Sudamericana. La culpa de todo: el campo de juego
1 de noviembre de 2007
El entrenador de River, Daniel Passarella, mantuvo una fuerte discusión y casi se toma a golpes de puño con un dirigente del club, tras la clasificación a semifinales de la Copa Sudamericana, debido al mal estado del campo de juego.

El altercado se produjo el pasado martes por la noche y no pasó a mayores por la rápida intervención de otros directivos y algunos jugadores del plantel.

Según pudo averiguar la agencia Noticias Argentinas, el técnico "millonario" estaba muy enojado por el estado del campo de juego y el dirigente le habría respondido que "estaba igual para los dos equipos", dando a entender que River había sido superado por el uruguayo, y en ese momento casi se agarran.

El enojo del cuerpo técnico y de los jugadores de River comenzó a vislumbrarse el pasado lunes cuando salieron a la cancha para reconocer el campo y ver cómo había quedado luego del recital de Chayanne, ya que estaba en muy malas condiciones.

Tras lograr la clasificación, el delantero Ariel Ortega manifestó públicamente que "en esta cancha de mierda no se puede jugar al fútbol" y agregó que "encima pretenden (por los directivos) que salgamos campeones".

En tanto, tras la discusión y pelea entre Passarella y el dirigente, el entrenador suspendió la conferencia de prensa y permaneció en el vestuario reunido durante 40 minutos con Rodolfo "Fito" Cuiña y Mario Israel, integrantes del Departamento de Fútbol, y se retiró del estadio Monumental a la 1:15 de la
madrugada.

Por su parte, los dirigentes de River también manifestaron su enojo y el tesorero del club, Héctor Grimberg, se mostró "muy sorprendido" por la actitud de Passarella.

Grimberg señaló que el entrenador "en ningún momento" le comentó que "la cancha estaba tan mala como dicen".

"Por lo que sé y por lo que me contaron los técnicos, la cancha estaba mejor que contra Boca", fue la frase del directivo, que agregó: "Estoy muy sorprendido con esto porque estuve hablando con Passarella y (Alejandro) Sabella y en ningún momento me dijeron que la cancha estaba tan mala como dicen".

El tesorero aseguró que los recitales "se van a seguir haciendo porque forma parte del mantenimiento de un estadio como el de River, se hace en todo el mundo y es un beneficio económico para el club".

Según pudo averiguar NA, el contrato que se firmó el año pasado con Ticketek era por 9 recitales y River iba a percibir 125 mil pesos por cada uno.

Luego hubo una renegociación y la cifra se estiró a 14 shows, con un monto total de 2 millones de dólares con otra empresa organizadora, la que además se encarga del estado del campo (entre otras cosas utiliza el mismo piso que se usa en los estadios europeos).

Los 14 conciertos comenzaron con los de Soda Stéreo,continuaron con el de Chayanne y hasta fin de año quedan dos del mencionado grupo de rock argentino y dos de The Police, mientras que hay otros programados hasta mediados del próximo año, que es cuando vence el contrato.

Por otra parte, y a pesar del mal estado del campo de juego, los jugadores y el cuerpo técnico de River quieren enfrentar a Independiente en el Monumental, por lo cual quedó desmentida la versión que indicaba que el partido podría mudarse al estadio de Vélez.