Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
14 de noviembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Reserva Federal espera menos crecimiento y más inflación
Lo advirtió su titular, Ben Bernanke, quien así contribuyó muy poco a calmar la ansiedad de los convulsionados mercados financieros. Parece que viene un 2008 complicado
8 de noviembre de 2007
El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, afirmó hoy que esperaba un menor crecimiento y una mayor inflación a final de año y principios de
2008, en medio de la agitación en los mercados financieros y los crecientes precios energéticos.

Bernanke dijo que a pesar de la sólido expansión económica de 3,9 por ciento en el tercer trimestre, la Fed no cree que sea "probable mantener el reciente ritmo de crecimiento" en el cercano plazo.

El mercado hipotecario de alto riesgo (subprime) -que desató la caída de las finanzas durante el verano (boreal)- permanece "significativamente dañado", dijo Bernanke, y aseguró que la Fed ya ha visto señales de "desbordamiento" de la crisis hipotecaria hacia índices económicos más amplios.

Según Bernanke, la demanda de los consumidores permanece fuerte, el desempleo sigue bajo y el gasto en capital por las empresas está creciendo. Sin embargo, advirtió que cualquier futuro desbordamiento podría afectar las positivas proyecciones de la Fed para el crecimiento a mediados de 2008.

Bernanke advirtió que un dólar débil y los altos precios de las materias primas, incluido el petróleo -que amenaza con alcanzar los 100 dólares el barril en el comercio en Nueva York- podrían aumentar la inflación general.

Dados los riesgos de menor crecimiento y mayor inflación, Bernanke justificó que la Fed haya recortado su tasa de interés en un cuarto de punto a 4,5 por ciento durante su última reunión en octubre.

Bernanke también advirtió que la cesación de pagos en los préstamos del mercado hipotecario de alto riesgo (subprime), que desató la "agitación financiera" durante el verano (boreal), probablemente empeorará, y que un futuro reajuste de las tasas de
interés de esos préstamos podría causar más morosidad.