Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de julio de 2017
Seguinos en
Por Garbiela Granata
Los radicales quieren aprovechar el efecto espuma
8 de junio de 2010
La conducción nacional del radicalismo se entusiasmó sin disimulo con el triunfo de Ricardo Alfonsín en la interna bonaerense.

La lectura trascendió la General Paz y el Riachuelo y varios dirigentes de la UCR, capitaneados por el senador Gerardo Morales, ya piensan en convocar a un encuentro del denominado "Grupo Rosario", que reúne a lo más granado del anticobismo radical.

La fecha todavía no está fijada, pero se sabe que será en julio -después del mundial- y muy probablemente en La Plata.

Morales, es tal vez, el dirigente nacional que más abiertamente saboreó la victoria. Le puso el cuerpo a la campaña de Alfonsín después de meses de disputa abierta con Julio Cobos.

Cerca suyo plantean que la derrota de la lista que se alió con el cobismo debe ser el primer paso para quitarle oxígeno al avance del mendocino.

Esa estrategia tiene varias puntas: además de reflotar el Grupo Rosario, las autoridades del Comité Nacional de la UCR que preside Ernesto Sanz harán la semana próxima una convocatoria al armado de los equipos técnicos que se ocuparán de elaborar la propuesta de gobierno del partido. Y prometen nombres resonantes.

"El que tiene que salir beneficiado de esta interna es el radicalismo, no Alfonsín", señala uno de los cuadros de la conducción radical encargado de dar forma a los cuadros técnicos y políticos que darán sustento a la propuesta de aquí a un año. No es poco. Aunque trastabilló en esta interna radical bonaerense "nacionalizada" nadie en la UCR da a Cobos corrido del escenario. Una mínima muestra fue el desafío a las internas que lanzó poco después de la derrota.

Pero el radicalismo tiene puesta la mirada también en los acuerdos que tendrán que sellar con sus aliados de los últimos tiempos.

"Si se hacen las internas abiertas, como impulsó el kirchnerismo pero nadie sabe si va a sostener, hay menos problemas, porque las reglas ya están fijadas. Si no se cumple con esa ley... bueno, ahi habrá que sentarse a negociar reglas con la Coalición Cívica de Elisa Carrió, con el socialismo, con el GEN de Stolbizer. Lo que es seguro es que, si ganaba Cobos, recrear el Acuerdo Cívico no era posible", señaló uno de los pocos hombres de la UCR que diseña la estrategia nacional.

Los radicales anticobistas no son los únicos felices con el resultado de la interna dominguera. En la Casa Rosada celebraron el resultado como una victoria propia: toda lanza que hiera al vicepresidente opositor es bienvenida en Balcarce 50.

Pero tampoco creen que esté todo dicho acerca de que el próximo rival del oficialismo, desde la oposición que encare la UCR, sea Ricardo Alfonsín.

"Todavía le falta... un poco de maldad, de picardía... un poco de peronismo" y se ríen. Aunque lo dicen en serio.