Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Las claves en el cuidado de la salud visual en los niños
12 de marzo de 2010
El regreso a clases se caracteriza por los preparativos y compras de útiles que los padres hacen para tener a sus hijos listos ante el comienzo del año escolar, junto la ansiedad y emoción de los pequeños por volver a las aulas. Pero esa emoción puede desaparecer rápidamente cuando los alumnos sufren deficiencias visuales y esto comienza a afectar su proceso de aprendizaje.

Es por eso que Transitions Optical, conciente de que el 80% del aprendizaje del ser humano se realiza a través de los ojos en los primeros 12 años de vida, recomienda a los padres llevar a sus niños a un profesional oftalmólogo para realizar un examen completo de la vista.

Con un diagnóstico adecuado sobre problemas de visión, los padres en conjunto con los profesionales de la salud visual, pueden tomar una decisión acertada sobre el tipo de lentes que sus niños necesitan, mejorando su capacidad de aprendizaje, incrementando su confianza en sí mismos y ayudándolos a lograr el éxito en el salón de clases.

Si su hijo nunca se ha realizado un examen de la vista, es recomendable que lo prepare con anterioridad para que llegue a ese día con la comprensión de que lo que va a suceder es clave. Asegúrese de que su hijo entienda que el examen es para ayudarlo a ver claramente y para proteger su visión ahora y en el futuro.

PARA ESTAR ATENTOS!
En los niños de edad escolar, preste atención a los siguientes signos:
Inhabilidad de ver objetos a la distancia
Inhabilidad para leer el pizarrón
Cruzar o entrecerrar los ojos
Dificultad para leer
Sentarse demasiado cerca de la televisión

Es una buena idea estar pendiente si su hijo muestra evidencias de tener la vista deficiente o si tiene una inclinación a cruzar los ojos. Si usted detecta cualquier evidencia que denote un problema en la vista, su hijo deberá ser examinado inmediatamente para que el problema no se haga permanente. Cuando los problemas de la vista se tratan a tiempo, generalmente pueden remediarse.

Consejos para promover la salud visual de los más pequeños
Las pruebas de los ojos ayudan a la salud en general: a pesar de que su visión pudiera estar clara, los exámenes pueden detectar cambios en los ojos que pueden ser la base de problemas de salud. Algunas enfermedades de los ojos no presentan síntomas en su etapa temprana, por lo cual es bueno asegurarse que sus niños tengan un examen de la vista a temprana edad para asegurarnos que no esté omitiendo un serio problema de salud.

Esté atento a señales tempranas de problemas visuales, incluyendo el achicar los ojos y los dolores de cabeza: esté pendiente de señales que pueden ser indicio de problemas de la vista en niños de edad escolar. Asegúrese de hacer una cita con su profesional del cuidado de los ojos de inmediato si es que nota alguno de los indicios mencionados.

Enséñele a sus niños a no restregarse los ojos: un paso muy importante que los padres pueden tomar es el enseñarle a los niños a no refregarse los ojos, ya que es así como las bacterias y los virus se multiplican en muchos casos.

Cuidado con el daño solar durante las actividades: demasiada exposición al sol puede aumentar las oportunidades de que los ojos de sus niños sufran de serios daños, como la degeneración macular. De hecho, el 80 por ciento del daño vitalicio a los ojos ocurre antes de los 18 años, por lo cual es importante tomar precauciones a edad temprana para proteger los ojos y la delicada piel alrededor de ellos. Use los lentes adecuados que bloqueen el 100 por ciento de los rayos ultravioleta (UVB).

Considere las lentes fotosensibles para sus niños: estas lentes cambian de color rápidamente de claro en interiores a oscuro como los lentes de sol en exteriores y son la opción inteligente para los niños ya que les permite tener sólo un par de lentes recetados. Los lentes Transitions® bloquean el 100 por ciento de los peligrosos rayos UVB y UVA y reducen el incómodo y doloroso reflejo solar, a la vez que promueven la calidad y comodidad visual.